9/12/09

El abismo de Estigia


Allá por 1992 (yo era un niño), el fenómeno “ordenador de sobremesa” empezaba a colarse en los hogares españoles. Aunque todavía nos sorprendía cuando, en el colegio, hablando de los regalos de navidad, alguien decía que le habían regalado un ordenador. Aquellos 486... Yo no lo tuve, no tuve ordenador personal hasta muchos años después. Pero un amigo sí tenía uno. Muchas noches del verano del 95 las pasé en su casa enganchados a uno de aquellos CD-ROM recopilatorios. Entre los juegos había uno que me llamaba bastante la atención. Se llamaba “UW” (esto se echaba a andar vía MS-DOS), era un juego misterioso, a veces vertiginoso para mi edad, tenía tal atmósfera para la época, que te absorbía poderosamente y llegabas a vivir una aventura fantástica, casi onírica, una odisea a la Bretaña de la Edad Media. Acusado equívocamente de ser cómplice de un secuestro (nada menos que el de la princesa del reino), eras enviado al Stygian Abyss, donde supuestamente un trol había entrado portando a la princesa: un mundo construido bajo tierra, lleno de laberintos, entre techo y suelo, en el que habitaban toda suerte de criaturas fantásticas, arañas, gusanos y ratones gigantes, headless, magos, gnomos... El abismo de estigia se componía de diferentes niveles subterránenos superpuestos y unidos entre sí por tenebrosas escaleras. Con perspectiva en primera persona y un entorno en 3 dimensiones reales (el primer rpg con estas características en la historia), tenía una gran ambientación de sonido. La música era perfecta para el entorno del juego. De hecho, no sólo es mi juego favorito de todos a cuantos he jugado en mi vida; también tiene la mejor banda sonora para un videojuego a mi juicio. Suena algo así como midi, pero al margen de eso, las notas elegidas, las piezas musicales que ilustran cada acción, el momento de lucha, de búsqueda, de conversación o de visualización del mapa, son perfectas. Se acompañan de piezas musicales clásicas, en el sentido de que no se disipan nunca, nunca me he cansado de ellas y son perfectas para el juego. Los efectos de sonido como pisadas, lanzamiento de objetos, acciones de otros personajes o criaturas, son muy adecuados y vanguardistas con la tecnología de la época (no hay que olvidar que fue creado en 1992). La ambientación del juego se lleva un diez.

Fue concebido por el empleado de Origin Systems, Paul Neurath. Tenía en mente crear un juego que levaría el título de “Underworld”. Pronto contrató a otro empleado de Origin, Doug Wike, para crear las ilustraciones en las que se basarían las figuras y personajes del juego. Formaron la compañía Blue Sky Productions (más tarde Looking Glass Studios), para crear el juego junto a otros emergentes licenciados de universiadad. En 18 meses tenían un nuevo motor que sorportaba todo un mundo en 3 dimensiones bastante real.

Nunca me olvidé de ese juego. Hace unos años busqué en la red información. Encontré algunas páginas de fans y el juego completo en algunos portales de Abandonware. Pero el problema era echarlo a andar con Windows XP. Con decir que el juego completo, que puedes tardar meses y meses en completar, apenas pesa 5MB... Afortunadamente hay ciertos emuladores para echar a andar juegos clásicos en sistemas operativos modernos.

Encontré DosBox, y con la ayuda de Dfend conseguí hacer funcionar el juego. Los recuerdos que viví son indescriptibles. Sensaciones que había sentido cuando mi conciencia del mundo apenas existía, cuando las sensaciones misteriosas se parecían más a las de la infancia, a las sensaciones más puras que tenemos en la vida, las abstractas, las de la niñez. Volver a jugar a ese juego era algo que tenía que hacer. Lo terminé varias veces, ya comprendiendo el inglés antiguo en el que está escrito y del que no entendía nada por aquel entonces. Recuerdo que jugábamos con un diccionario Inglés-Español. También supe después que Ultima Underworld – The Stygian Abyss es uno de los mejores juegos de la historia, respetado por los creadores y amantes de los videojuegos. Un juego al que se le ha rendido culto, y en el que se han basado juegos posteriores de enorme éxito como la saga de The Elder Scrolls de los estudios Bethesda, o Arx fatalis, éste último es casi un Ultima Underworld 3. Se parece bastante atmosféricamente.

Hay foros de aficionados al juego y a su segunda parte, Ultima Underworld II - Labyrynth of Worlds, que también está basado en un ambiente medieval de laberintos subterráneos y misiones de rol.
Me acordé de UW mientras daba un paseo por el blog de Jaimixx, Insert Coin (podéis accerder en el menú de “Otros árboles” a la izquierda del blog), en el que retoma clásicos de los videojuegos y los reseña. Personalmente, no he conocido nunca un juego (ni en la tecnología actual), tan poderosamente absorbente como este. Todavía hoy lo abres y entras en El abismo de Estigia. Una aventura en la que tendrás que sobrevivir como se pueda, pensando, como si el personaje fueras realmente tú; cargada de suspense y misterio. Con una ambientación que no se ha superado nunca en juegos first person 3D.

Saludos a Toro

1 comentarios:

rlo

No conocia este juego, pero si esas sensaciones que reencontrarte con algo así.

Que pasa Arthur! Ya lei algunas entradas anteriores, le echo un ojo de vez en cuando al blog eh!, por cierto tengo que leer el ensayo sobre la musica, parece interesante y he visto algo sobre "el mal de vivir".

venga!