8/3/10

Electric guitar from outer space


Estamos viviendo un período histórico un tanto desconcertante, todavía no he hablado con alguien que no esté de acuerdo conmigo en este asunto; parece que vivimos un momento histórico de transición, en todos los sentidos, como si algo grande estuviese próximo a ocurrir (próximo en términos históricos); quiero decir que quizá las generaciones que vivimos ahora no lleguemos ni a verlo. Pero algo inminente parece estar latiendo como una larva esperando a eclosionar el cascarón de los acontecimientos históricos; y me refiero al arte, la cultura y la sociedad. Una revolución llegará, no sé bajo qué forma, ignoro en qué ámbitos concretos.

La última revolución entiendo que se produjo (casi a todos los niveles), en la segunda mitad del siglo XX. En la música, las protestas sociales, el movimiento hippie, la libertad soñada y el libertinaje practicado; dando riendas a una expe
rimentación artística reseñable en la historia y a ciertos movimientos sociales masivos. El blues y Rythm and blues en norteamérica (casi prohibido a los blancos norteamericanos), causó verdadera sensación en la clase obrera británica que no sufría restrictiones en ese sentido, y de ahí nació el pop tal y como lo conocemos hoy. Hoy no es osado afirmar que el rock nace en Gran Bretaña, en la primera mitad de los años 60, de las voces de los jóvenes ingleses, que influidos por el blues, (ese género musical que se mueve como las hormigas, que parece emanar de una naturaleza superviviente, arañada, curtida, plagada de heridas, postillas, sangre seca y sudor proletario, y que guarda el misterio de las grandes músicas folklóricas), y cansados de los productos de marketing discográfico importados desde América excesivamnte melódicos y sin chicha, decidieron explorar sus propios sonidos. Una de las bandas más importantes fueron The Who. Esta banda, responsable del movimiento Mod, introdujo en la recien nacida música Pop, una serie de actitudes que serían determinantes para que el pop pudiera denominarse también Rock. La actitud esencialmente adolescente, la rebeldía, la actitud "agresiva" que este género necesitaba, partiendo de la esencia del blues norteamericano. Pero The Who no fueron los únicos, Beatles, Rolling Stones, Kinks y otros muchos, cada uno a su manera, aportaron al pop y al rock nuevas formas basándose en las raíces que acabo de citar, dando lugar a una auténtica revolución musical que no tardaría en ser recíproca en los Estados Unidos (Hendrix, Dylan, Beach Boys...).
Una comunicación joven, renovada, con ganas de mover montañas, de mover el mundo, de cambiar cosas; o, en muchos casos, simplemente desahogarse, quemar energías, liberar la tensión opresora de las costumbres clásicas, y en cierto modo obsoletas, que regían cualquier familia británica y norteamericana entonces, cada una a su manera.


No es mi intención hacer un recorrido por la historia del rock en este post. Pero he querido introducir de este modo breve mi artículo, porque, desde los años 60 se han sucedido numerosas figuras guitarrísticas que han sido el eje central del rock eléctrico que vendría después; quiero decir, Jimi Hendrix o Eric Clapton son dos ejemplos de figuras que si no contamos con ellas, no podemos entender la música popular moderna. Estos atributos son indiscutibles, ciertos y merecidos.

Pero también es cierto, me parece, que a raíz de la aparición de músicos como estos dos, entre otros (tan originales y especiales), casi todos los guitarristas importantes que han aparecido después en otros géneros o subgéneros como el Heavy Metal, el Prog-Rock, o el Rock y Pop en general, (Joe Satriani, Eddie Van Halen, Slash ... y cientos de ejemplos más), han estado condicionados de manera notable por los estilos de estas figuras. Casi siempre hasta tal punto que es bastante difícil encontrar guitarristas (incluso a día de hoy), que ofrezcan una forma realmente diferente de tocar la guitarra eléctrica.


Y es aquí cuando podemos hablar de Johnathan Richard Guy Greenwood, más conocido como Jonny Greenwood. Guitarrista, arreglista y compositor, conocido sobre todo por su trabajo en la banda británica Radiohead.
En la guitarra de Jonny apenas encontramos estas referencias obsoletas, o que claman por inercia ser obsoletas (aunque necesarias por otro lado para aprender). Esto quizá se deba a que Jonny no se ha fijado en guitarristas, nunca ha sido admirador en especial de ningún guitarrista y es posible que eso explique su notable originalidad tocando la guitarra. Con la llegada de Greenwood a la música popular moderna aparece un nuevo perfil de guitarrista; y supondría a partir de entonces una referencia importantísima para las generaciones de bandas que vendrían después en el ámbito independiente, las generaciones que existen ahora.

"I never listened to guitar playing in any band, ever, I still don't, really. Worshiping guitarists is all buying guitar magazines. Anybody can play guitar, but writing songs is a far harder challenge. I'd rather idolize someone like Elvis Costello than I would Steve Vai."
Jonny Greenwood


En 1997, un amigo me grabó un cassette que incluía (además de temas tan inolvidables como Starless de King Crimson), el álbum Ok Computer de Radiohead.
Un casstte que no paré de escuchar durante el resto de ese año y años venideros hasta que me hice con el disco oficial. Se comentaba en los medios especializados, cuando se publicó el disco, que Radiohead eran los nuevos Pink Floyd, que Ok Computer suponía un cambio en el rock moderno etc, etc. El disco me absorvió de tal manera, que pronto me aprendí todas las canciones y estudié las letras con meticulosidad, más tarde aprendería a tocar la mayoría de ellas con la guitarra. Radiohead se convirtió rápidamente en uno de mis grupos preferidos de todos los tiempos. Fue también allá por 1998, cuando en cierta revista musical que llegó a mis manos por casualidad, un crítico comentaba convencido, que Jonny Greenwood era un guitarrista Heavy, lo pintaba de tal manera que podía ser un guitarrista heavy en esencia, aunque la música que tocaba no tenga apenas nada que ver con ese género. Entonces pensé por primera vez en Jonny Greenwood como músico, al margen de Radiohead. El crítico no podía estar más equivocado. La guitarra de Jonny no tiene nada que ver con los modelos estandarizados o con los canones del Heavy Metal. Aunque también entiendo que 1998 era una año relativamente prematuro para hacer un afirmación más o menos acertada sobre las virtudes de Greenwood en la guitarra.

Jonny Greenwood es ante todo un músico, un músico que usa la guitarra para transmitir sus emociones y sus ideas musicales como podría haber hecho con cualquier otro instrumento; de hecho lo hace, aunque con la guitarra destaca especialmente sobre todos los demás. Greenwood imprime en el sonido la esencia de la originalidad limpia y fértil, la inspiración y el trabajo; vemos en sus fragmentos musicales, especialmente con la guitarra, cómo hurga en las ranuras, en las grietas de los tempos y los espacios metafísicos; busca, provoca, esculpe melodías, pule combinaciones. Su originalidad me sigue pareciendo asombrosa a día de hoy.

Como alguna vez he dicho en otras entradas, las artes imitan, transforman, mutan, o toman referencia muy directa de nuestra percepción del mundo; de las formas, los colores etc... La música hace esto también pero en esencia, representa las esencias, las que hay en nosotros y que no conocemos de otro modo si no es por la vía del orden amornioso de los sonidos. Nos muestra lo instrínseco del universo. Creo que el músico debe pensar en esto, tarde o temprano, aunque sea de manera inconsciente; es fundamental que lo haga para progresar ante sí mismo y proyectarse hacia afuera.

Ondas Martenot

Jonny ha trabajado, a lo largo de su carrera conocida, con instrumentos como la guitarra eléctirca, acústica, pianos y teclados, sintetizadores, laptops, samplers, glockenspiel, percusiones y otros muchos instrumentos, entre ellos las famosas Ondas Martenot. Un instrumento, creado en 1928 por Maurice Martenot y popularizado en obras brillantes de la historia de la música, como la Turangalîla-Symphonie de Olivier Meassien. Otros grandes compositores de música docta contemporánea también se han valido de las virtudes de las ondas Martenot: Milhaud, Varèse, entre otras personalidades GRANDES de la historia de la música. Este instrumento también se utilizó mucho en las bandas sonoras de películas de ciencia ficción de los años 50 y 60, el típico sonido agudo que aparece en esas películas. Muy reconocíble. Greenwood incorpora este instrumento en temas como How to disappear completely, de Radiohead, en el que usa seis ondas Martenot.

How to disappear completely (live in Paris - 2001)


Greenwood es, en el sentido literal de la frase: un músico popular original y un guitarrista moderno.

En Jonny se acabaron las influencias canónicas, irresistibles y tediosas; va más allá, ofrece una alternativa; en su estilo no están pegadas como lapas las quintas de Nirvana, ni los solos aulladores de Hendrix, ni la eléctrica, poderosa, sutil y elegante línea de blues de Clapton. El trabajo de Greenwood en Radiohead es sumamente innovador, nada impresionista, nada virtuoso en velocidad, pero especialmente sutil en las notas que elige, es un compositor. Es un músico en constante evolución y crecimiento. Dice algo. Nos alcanza. A la vista está su trabajo, (bandas sonoras, discos (a cual mejor) de Radiohead, etc). Además Jonny es pura humildad. Un músico muy en su sitio, equilibrado y seguro. Con un criterio musical prematuro y hoy refinado.

Como letrista, en el álbum Ok Computer, escribió la letra de la canción que cierra el disco, The tourist (una de mis favoritas de este grupo). Una de las mejores canciones del rock de los últimos 20 años, qué duda cabe.

Radiohead - The tourist (Ok Computer 1997)



It barks at no-one else but me,

like it's seen a ghost.
I guess it's seen the sparks a-flowin,
no-one else would know.
Hey man, slow down, slow down,
idiot, slow down, slow down.

Sometimes I get overcharged,
that's when you see sparks.
They ask me where the hell I'm going?
At a 1000 feet per second,

hey man, slow down, slow down,
idiot, slow down, slow down.

Hey man, slow down, slow down,
idiot, slow down, slow down.


Maravillosa canción. En canciones como esta sí que recuerdan a Pink Floyd, de quienes nunca han admitido influencia directa, a pesar de la evidencia tan rotunda que existe en su música. Sólo puedo decir:

"hanging on in quiet desperation, is the english way".

Pero Jonny no se ha quedado en el trabajo con Radiohead y alguna banda sonora, (la polémica banda sonora de There will be blood no es cualquier cosa, a mí encantó, perfecta la tensión y la opacidad irreductible) sino que también fue contratado por la orquesta de la BBC. Esto le dio la oportunidad de componer piezas de música clásica contemporánea como Popcorn Superhet Receiver o Piano for children, esta última es una de mis piezas favoritas de todo su repertorio.

Jonny Greenwood - Piano for children (live)

Por último, y volviendo al principio del post; decir que, quizá algunos de los músicos que presento en este blog sean pasos hacia adelante en el camino de esta transición que estamos viviendo en el plano artístico. Jonny puede ser uno, bueno Jonny es uno ya, al menos como transición pequeña e importante en la música popular moderna.


"Hey, man!, slow down, slow down..."


4 comentarios:

PeterPan

jonny greenwood is the controller

Ahab

Hola PeterPan. Jonny Greenwood is the controller es un recopilatorio interesante. Olvidé mencionar eso. Tampoco considero que sea un trabajo destacable. Quise dar una opinión sobre sus virtudes como guitarrista sobre todo (ese disco es una selección musical de canciones de otros artistas hecha por él); podría haber citado ese disco como ejemplo de su trabajo, aunque no tenga nada que ver con su música, sí.

Gracias por comentar y citar el recopilatorio.

Un saludo

Asterión

Creo que en los comentarios sobre The Final Cut, en Seikilos, mencionaba que Amused to Death es uno de los mejores albumes de los noventa. Otro sería Ok Computer. Y sin duda, Radiohead el mejor grupo activo de esos años para acá.

y Johnny, pues una fuerza motora sin igual. Un músico contemporáneo en todo el sentido. Y es el menor del grupo, pero el único con estudios formales, quien hace rato que dejó atrás a los demás, al menos musicalmente hablando, pues todavía Yorke se le pone al lado por su capacidad creativa.

Saludos

Ahab

Totalmente de acuerdo contigo. En el futuro escribiré sobre Radiohead. Ok Computer tiene un post pendiente; es uno de mis discos favoitos de la historia del rock. Y seguramente el mejor de los 90. Incluso quizá el mejor de los últimos 20 años. Es la última gema del rock interancional. El último de esos "Discos redondos", que marcan un antes y un después y que se mantienen como clásicos. A pesar del rechazo que ha sufrido desde que salió a la venta, por parte de los "veteranos" del rock, que han creido encontrar en Ok Computer un disco de pop. Visión que comprendo pero no comparto, para mi Ok computer se puede incluir en la típica lista de grandes discos del siglo XX; junto al Sgt. Peppers, DSOTM, In the court of the... etc etc.

Gracias por comentar.

Saludos