21/4/10

You do it to yourself


Hace cosa de una década me regalaron, en VHS, 7 Television Commercials. Una compilación de videos de Radiohead, clips de canciones de The Bends y Ok Computer (1995/1997) publicado en 1998. No había visto ningún vídeo del grupo hasta entonces y la mayoría me impactaron bastante. Sobre todo uno de ellos, el videoclip de Just.

Me pareció una idea espeluznantemente genial. El vídeo no tiene elementos que vayan más allá de un clip propio de una buena banda de rock alternativo de los 90. Bien rodado, con cierto toque "artístico", cierta intención de impacto adolescente, tremendamente efectista. Nada especial de no ser por cierto elemento: la trama.

La canción, en la línea de Radiohead, está lejos de expresar un ápice de optimismo en la letra, y tiene numerosos elementos psicológicos, agudos, casi psicoanalíticos, que destripan la cabeza de cualquier adolescente pensante, hasta la fascinación. Un potente rock, de los mejores de la primera mitad de los 90.

El vídeo trata de un hombre que, sin motivo aparente, se tumba en el suelo en mitad de la calle en una ciudad; la gente que pasa, al ver que no se levanta, empiezan a acercarse y preguntarle si se encuentra mal o necesita ayuda, pero él continua tumbado, diciendo que está bien y pide que le dejen estar ahí. Pero la gente insiste; les dice que no estaría bien explicarles la razón, que no les gustaría saber por qué está tumbado ahí.

Hay un policía que rechaza dejarlo ahí tumbado, intenta tocarlo pero el hombre sufre un espasmo nervioso y el agente lo deja estar. Siguen preguntándole pero sigue negándose a revelarlo. Hasta que finalmente, tras advertirles de que no querrán haberlo sabido, pide clemencia a Dios por contarlo, y accede; aunque no lo vemos decirlo, vemos que sus labios se mueven diciendo "you want to know, i'll tell you", por lo tanto, no lo cuenta tampoco en ningún momento del vídeo de forma que podamos saber qué es lo que dice.

Lo impactante es que, la gente que estaba expectante, al rededor del hombre, en plena calle, esperando a saber por qué estaba tumbado ahí, aparece tumbada por todo el suelo, al igual que él. Todos tumbados. La idea es sumamente interesante.

El hombre parece haber revelado una información que hace que todos se tumben, como si, metafóricamente, les hubiera contado el sentido de la vida, como si les hubiera arrancado toda voluntad de movimiento, de vivir, revelandoles la verdad, como si esa verdad fuese realmente triste o los obstruyera por completo; como si les hubiera explicado que somos vegetales y hubieran comenzado todos a hacer la fotosíntesis (como escribiera un gran amigo en cierta obra literaria).

El supuesto motivo está tan lejos de lo obvio que es imposible dar con la razón sin equivocarnos. Las interpretaciones pueden ser muchísimas. Me parece una de las canciones más dignas para estudiar en el campo de la psicología. Algunos dicen que simboliza que todos buscamos respuestas, y, muchas veces, cuando las encontramos, desearíamos no haberlas encontrado nunca. El grupo ha dicho alguna vez que lo que dice el hombre sólo lo saben ellos y el director del vídeo, y que se lo llevarán a la tumba. Posiblemente el protagonista no diga nada y no revele nada, y sea eso mismo lo que hace fascinante la idea y la historia.

Desde que vi el vídeo me he preguntado qué es lo que dice para que se produzca esa situación surrealista y tan impactante. Se despierta en nuestra psíque un conocimiento, la noción de que sabemos algo que no sabemos, como cuando leemos cierto poema. Ese código que sólo en el arte existe, que, además de emocionarnos a través de la belleza, desata en nosotros cierta sensación, como de haber resuelto una operación matemática. Sin saber nada más.

La sensación de conocer sin saber qué es lo que conocemos. No está en ninguna otra cosa de la vida, sólo en obras de arte. Está en las páginas de Borges, en El hacedor de estrellas de Olaf Stapledon, está en ciertas películas como La noche del cazador de Charles Laughton, está en la voz y el piano de Barbara, está en ciertas piezas de J. S. Bach, está en las nocturnas de Chopin, está en la obra de Nick Drake, en ciertas canciones de Pink Floyd. En How to disappear completely, Like Spinning plates, Sail to the moon, The Tourist, Pyramid song o Just, de Radiohead.

Radiohead - Just

16/4/10

La felicidad es un revolver ardiente




Bang! Bang!, Shoot!, Shoot!

Cada vez que escucho Happiness is a warm gun y cuando pienso en The Beatles, pienso también en John Lennon y su terrible muerte. ¿Qué habría hecho en vida si no hubiese sido asesinado en el acto, atravesado por cuatro balas, disparadas a la espalda por un fanático absolutamente poseído porque Lennon se negó a firmarle un autógrafo? ¿Cómo habría envejecido? ¿Sería otro Paul McCartney, desprovisto de creatividad? ¿Habría seguido haciendo pop toda su vida, o habría probado otros senderos? ¿Seguiría compañándose de Yoko y su "extraña" forma de entender la música, para las actuaciones en vivo? ¿Se llevaría bien con el resto de los Fab Four, o hubiera acabado como Pink Floyd, que ni se hablan entre ellos? ¿Cómo habría respondido John Lennon con respecto a las actuaciones de George Bush y sus secuaces cuando invadieron y devastaron Irak?

Muchas preguntas me asaltan soñando despierto. Más allá de que estemos de acuerdo o no con las cosas que hizo, o cómo las hizo; creo que es innegable que Lennon es uno de los personajes más importantes de la cultura popular del siglo XX. Y no sólo en la música. Lennon creía en ciertas cosas. Se aprovechó de su éxito mediático para clamar la paz en el mundo. Sí, lo hacía desde un piso lleno de periodistas, en cualquier urbe rica del mundo occidental, sin peligro alguno... pero LO HACÍA.

Ha quedado en la memoria colectiva de todo el planeta el recuerdo de una persona mítica que sólo quiso un mundo mejor. Su ámbito de expresión fue el pop. Bueno, todos conocéis la figura de Lennon.


Los Escarabajos de Liverpool, el grupo de pop más importante de la historia de la música, compuso y publicó algunas de las canciones más famosas de los últimos 40 años. De entre todas ellas, la que más me gusta a mí, y creo que es también la mejor y más completa de toda la discografía, es Happiness is a warm gun. Tema, como muchos otros, de Lennon, aunque en los créditos aparece también Paul. Esta canción ha sido versionada innumerables veces, analizada, comentada y escuchada hasta la saciedad; como prácticamente toda la obra del grupo. Entre la discografía de los beatles, extensa y llena de grandes canciones pop, se encuentran muchas gemas como esta. También hay buenas canciones en la etapa primera de la banda, cuando hacían ese pop dulce tan criticado a lo largo de los años, esa "etapa más simple" y menos importante a nivel musical del grupo, (punto de vista con el que discrepo relativamente; no porque no considere acertado decir que la primera etapa era pop meloso, pegadizo, quinceañero etc... que lo es; lo que no creo es que sea una etapa tan prescindible y tan fácil de desprestigiar). Esas canciones tan "llanas", "simples", "dulces" o como se les quiera llamar, son autenticos clásicos de la música popular, muchas de ellas siempre me han gustado y algunas todavía me encantan; aunque sí considero que la etapa posterior, desde que empezó a aflorar la psicodelia, es la más importante musicalmente de Beatles. En esa etapa está el tema del que quiero hablar y compartir hoy en el blog.

La felicidad es un revolver ardiente, este título se puede interpretar de diferentes maneras, a mí me gusta relacionarla y pensar en ella de forma filosófica y a mi modo. La felicidad, ese concepto tan trillado y utópico, puede ser un revolver ardiente, a punto de dispararse; entender el disparo como la caída, y también como la eufória; como la eufória porque cuando la pistola de la felicidad está cargada, afrontamos la vida de forma alegre, somos felices y estamos en armonía con nuestra psíque y nuestro entorno; como la caída porque cuando se dispara el revolver, la felicidad termina; entendiendo felicidad como período esporádico y breve del estado de anímo general. La felicidad no existe extendida en el tiempo. Lo que existe es, podríamos llamar, un "bienestar": La ausencia de tristeza. Que por otro lado considero apropiado perseguir en la vida, la ausencia de tristeza, más que el estado generalmente eufórico y efímero que simboliza la palabra felicidad.

La última vez que me he acordado de Beatles ha sido hace un momento, cuando, bajo la más ingrata sorpresa, he visto en televisión otro spot publicitario en el que se han servido de la imágen y las palabras de John Lennon para promocionar un coche, no sé hasta que punto se pueden vender testimonios de semejante valor cultural. Tenga quien tenga los derechos (Yoko y su hijo supongo), ha preferido un buen fajo de billetes, que la cosa está muy mala.


Precisamente en ese spot de tv, aparece un testimonio en vídeo en el que John Lennon opina sobre el rock and roll, anima a crear algo nuevo y dejar de mirar tanto al pasado fijándose en lo anterior, y estoy de acuerdo con él, pero él ya lo había hecho, es fácil decirlo desde su posición en ese momento, cuando los Beatles ya habían sido. Pero tenía bastante razón, la cantidad de bandas que no han aportado nada al rock and roll (género que muchos han considerado siempre menor, pero que no deja de ser arte), es descomunal, pocas han ofrecido algo nuevo. Pienso en Pink Floyd, en King Crimson, en Can; pienso en Kraftwerk, Radiohead y algunas otras. Pero el número es pequeñísimo comparado con las que no han hecho prácticamente nada reseñable; es muy curioso que un género tan "moderno" como el pop, no haya avanzado a grandes saltos, sino minúsculamente, se mueve muy lentamente, en unos registros muy limitados (salvo las excepciones que he citado y algunas otras).

En los Beatles se produjo una reseñable evolución, desde love me do hasta, por ejemplo, I am the walrus el salto es considerable. Tanto en la ambigüedad de las letras como en la creatividad y profundidad experimental de la música. Discos como Magical Mistery Tour, Sgt. Peppers o el blanco son ejemplos de un pop que no se ha superado nunca, que ha influído en absolutamente todas las bandas que han venido después, directa o indirectamente, desde el flower power hasta los poetas más oscuros del pop, pasando por el heavy metal, el punk, etc... y llegando hasta nuestros días, confitados en indie pop y electrónica.

En el disco blanco titulado homónimamente The Beatles, se incluye Happiness is a warm gun. Uno de los mejores temas de la música pop que he oido nunca y el mejor de los Beatles para mí, es estupendo. En menos de tres minutos asistimos a unos tristes y surealistas versos acompañados de un no menos lúgubre arpegio de guitarra eléctrica bajo la voz de John, riffs de guitarras eléctircas en distorsión estridente (en su medida justa), ritmos de diferentes tempos (3/4, 9/8, 10/8 y 4/4), una auténtica revolución en el pop, mezclando diferentes partes compuestas previamente de forma espectacularmente original, terminando con una parte a lo años 50's, con coros propios de la época y ese grito de Lennon (Gunnn!!!), que muchas veces me ha hecho pensar en el fatídico momento de su muerte y me he emocionado admirando a este músico moderno congelado en el tiempo. La canción dura, como he mencionado, apenas dos minutos y cuarenta segundos, y parece que hemos oído una canción más larga, pero sin la sensación de cansancio. No me extraña que Radiohead basara el método de composición de Paranoid Android en esta estupenda canción

The Beatles - Happiness is a warm gun



She's not a girl who misses much
Do do do do do do, oh yeah
She's well acquainted with the touch of the velvet hand
Like a lizard on a window pane

The man in the crowd with the multicoloured mirrors
On his hobnail boots
Lying with his eyes while his hands are busy
Working overtime
A soap impression of his wife which he ate
And donated to the National Trust

I need a fix 'cause I'm going down
Down to the bits that I left uptown
I need a fix cause I'm going down

Mother Superior jumped the gun
Mother Superior jumped the gun
Mother Superior jumped the gun
Mother Superior jumped the gun
Mother Superior jumped the gun

Happiness is a warm gun
(Bang Bang Shoot Shoot)
Happiness is a warm gun, momma
(Bang Bang Shoot Shoot)

When I hold you in my arms
(Oooooooooh, oh yeah!)

And I feel my finger on your trigger
(Oooooooooh, oh yeah!)

I know nobody can do me no harm
because

Happiness is a warm gun, momma
(Bang Bang Shoot Shoot)

Happiness is a warm gun yes it is
(Bang Bang Shoot Shoot)

Happiness is a warm yes it is...
gun!
!

(Bang Bang Shoot Shoot)

Dont you know that
happiness is a warm gun
is a warm gun, yeeeaahhh!


Me apena que, en lugar de mirar al pasado para hacer el presente mejor; ciertas empresas de publicidad y ciertos familiares de artístas, usen unas imágenes y un testimonio tan valioso para la cultura, con el objetivo de ganar dinero anunciando un coche en televisión. Pero así está el mundo.

I read the news today oh boy...

11/4/10

Capítulo 37, Amanecer



La cabina, por las ventanas de popa; Ahab, sentado solo y mirando hacia fuera


"Por donde navego, dejo una estela turbia y blanca; aguas pálidas y mejillas aún más pálidas. Las ondas envidiosas, a los lados, se hinchan para ahogar mi rastro; que lo hagan, pero antes paso yo.

Allá, en el borde de la copa siempre rebosante, las tibias olas enrojecen como vino. El rostro de oro sondea el azul. El sol en zambullida -sumergiéndose lentamente desde mediodía- desciende, mientras mi alma sube y se fatiga con su interminable cuesta. ¿Es, entonces, la corona demasiado pesada, esta Corona de hierro de Lombardía, lo que llevo? Pero resplandece con muchas gemas; yo, que la llevo, no veo sus centelleos que llegan a lo lejos, sino que noto sombríamente que llevo algo que deslumbra y confunde. Es hierro, ya lo sé, no es oro. Está partido, además: lo noto; así me atormenta el borde mellado, y mi cerebro parece latir contra el metal macizo; sí, cráneo de acero, el mío; el tipo de cráneo que no necesita casco en la lucha más destrozadora de sesos.

¿Calor seco en mi frente? ¡oh! hubo tiempos en que el atardecer me aliviaba tanto como el amanecer me espoleaba noblemente. Ya no. Esta deliciosa luz no me alumbra a mí; toda delicia es angustia para mí, pues me falta el bajo poder de disfrutar; ¡condenado, sutilísima y malignamente condenado en medio del paraíso! !Buenas noches, buenas noches!"

Capitán Ahab en Moby Dick de Herman Melville (1851).

4/4/10

Al otro lado del muro II


"Is there anybody out there?"

El primer disco de esta maravillosa obra de música moderna acaba con Goodbye cruel world; Pink se despide del mundo, como apunté antes, de forma simbólica. Parece simbolizar la llegada definitiva a la locura, una locura en extremo cuerda, una locura de la extenuación; una locura que en cierto modo me hace pensar en la locura del sabio, el sabio que acaba enloqueciendo debido a su conocimiento; aunque el sabio puede no enloquecer, y Pink no es un sabio, pero, parece claro que prácticamente durante todo el disco la historia pasa por la mente de una persona realmente destrozada por dentro, sin un ápice de ilusión; alguien que ha conocido la miseria del espíritu demasiado tarde y de golpe, en muchos sentidos. Problemas serios de comunicación con su pareja, infidelidad (al menos eso piensa y ve él en sus episodios), decepción aplastante del modo de funcionar de la sociedad, secuelas psicológicas fortísimas de la pérdida de su padre en la infancia, estigmas de la educación y la forma de amarle de su madre etc... Su depresión es colosal. Con Goddbye cruel world Pink decide tirar definitivamente la toalla. Pero, a modo de profeta simbólico, se produce una reencarnación. Pink se afeitará el vello del pecho y las cejas, en la película aparecerá vestido como un líder fascista encarnando el odio y el rencor. Pink era un "blando de corazón", un "artista", pero el dolor cruel ha endurecido su corazón y ahora es una efigie de acero.




Este segundo disco abre con Hey you (Eh, tú)

Este es uno de mis temas preferidos del disco. Curiosamente no aparece en la película. En el film se descartan algunas canciones.

Hey you, out there in the cold
Getting lonely, getting old
Can you feel me?
Hey you, standing in the aisles
With itchy feet and fading smiles
Can you feel me?
Hey you, dont help them to bury the light
Don't give in without a fight.
Hey you, out there on your own
Sitting naked by the phone
Would you touch me?
Hey you, with you ear against the wall
Waiting for someone to call outWould you touch me?
Hey you, would you help me to carry the stone?
Open your heart, I'm coming home.
But it was only fantasy.
The wall was too high,
As you can see.No matter how he tried,
He could not break free.
And the worms ate into his brain.
Hey you, out there on the road
always doing what you're told,
Can you help me?Hey you, out there beyond the wall,
Breaking bottles in the hall,
Can you help me?
Hey you, don't tell me there's no hope at all
Together we stand, divided we fall.



Eh, tú, ahí fuera en la tempestad
Quedándote solo, envejeciendo
¿Puedes sentirme?
Eh, tú, ahí fuera en los pasillos
con los pies irritados y la sonrisa marchita

¿Puedes sentirme?

Eh, tú, no les ayudes a enterrar la luz
No te rindas sin luchar

Eh, tú, ahí fuera solo
sentado desnudo al teléfono
¿Me tocarías?

Eh, tú, con la oreja contra el muro
esperando una llamada
¿Me tocarías?

Eh, tú, ¿Me ayudarías a portar la piedra?
Abre tu corazón, vuelvo a casa.

Pero sólo fue un sueño
El muro era demasiado alto
como puedes ver

Por más que lo intentó
no pudo liberarse
y los gusanos se comieron su cerebro

Eh, tú, ahí fuera en la carretera
siempre haciendo lo que te mandan
¿puedes ayudarme?
Eh, tú, ahí fuera tras el muro
Quebrando botellas en el pasillo
¿Puedes ayudarme?

Eh, tú, no me digas que no queda esperanza
Juntos nos mantendremos, divididos caemos

Roger Waters era por entonces una fuente de ideas. Para la gira de The Wall se le ocurrieron cosas tan "disparatadas" como ir subiendo un muro gigantesco, ladrillo a ladrillo en el escenario, mientras tocaban el disco 1; un muro que se terminaría de cerrar por completo justo al terminar la última canción de esa primera parte (Goodbye cruel world), y una vez levantado del todo, en la segunda parte de la función, el grupo tocaría las canciones del resto del espectáculo desde detrás del muro, es decir, el público no volvería a ver a la banda. "Afortunadamente" esa idea no se llegó a realizar. Esta idea partía de antes, concretamente de una experiencia que vivió el grupo y en particular Roger Waters, mucho antes de The Wall, concretamente en la época del DSOTM; y es que antes de ese disco la banda era conocida, pero no era un fenómeno de masas, en sus conciertos se producía una química especial con su público, porque era un público que realmente iba a ver al grupo actuar, no había seguidores "ficticios", producto del éxito o la moda oportunista, sino un público serio, seguidor de una banda, en aquellos días, de culto. Pero con la llegada del éxito masivo de DSOTM, los conciertos del grupo empezaron rápidamente a llenar estadios. En uno de esos conciertos, Waters experimentó un suceso bastante indeseable y penoso pasa un artista. Fue mientras actuaban, con uno de los espectadores eufóricos, que seguramente había comprado su entrada para ver a los Pink Floyd, ese grupo tan de moda que nisiquiera conocía. Este tipo de público era bastante molesto para el grupo, sobre todo para Waters que a veces no podía ni escucharse a sí mismo tocar o cantar por el alboroto descontrolado del público; en esa ocasión llegó a escupirle en la cara al espectador. Lo que le hizo realmente sentirse mal y plantearse muchas cosas, así le asaltó la idea de crear un muro entre el grupo y el público. A partir de ahí comenzó a gestarse The Wall.

Al final, el muro sí lo levantaron en algunos conciertos (imaginaos el despliegue de medios, personal de mano de obra, profesionales de todo tipo... para llevar tal hazaña a la representación escénica, una obra de teatro musical de dimensiones vertiginosas). Pero no se terminaba de cerrar del todo, quedaba un ladrillo sin cerrar, en el cual Waters cantaba la última canción. Pero luego se volvía a ver a la los músicos tocando, en la siguiente parte.


Continuando con el álbum, tras Hey you, aparece un corte instrumental en el que una "amarga" guitarra clásica arpegia unas notas desoladoras por una parte y tristemente esperanzadoras por otra. Bellísima pieza. Se titula Is there anbody out there?, (¿Hay alguien ahí fuera?). Sirve de enlace a una de las canciones más hermosas de Pink Floyd, desde hace muchos años aparece entre mis favoritas del grupo, Nobody home (Nadie en casa), otra gran canción de Waters, cantada por él al piano de Richard Wright, con diferentes arreglos de teclados y grabaciones de conversaciones de fondo, entre otros elementos. La letra es desgarradora y la escena en la película también, inolvidable


I've got a little black book with my poems in.
Got a bag, with a toothbrush and a comb in,
When I'm a good dog, they sometimes throw me a bone in.

I got elastic bands keepin my shoes on.
Got those swollen hand blues.
I Got thirteen channels of shit on the T.V. to choose from.
I've got electric light.
And I got second sight.
Got amazing powers of observation.
And that is how I know
When I try to get through
On the telephone to you
There'll be nobody home.

I've got the obligatory Hendrix perm.
And the inevitable pinhole burns
All down the front of my favorite satin shirt.
I got nicotine stains on my fingers.
I got a silver spoon on a chain.
Got a grand piano to prop up my mortal remains.

I got wild staring eyes.
And I got a strong urge to fly.
But I got nowhere to fly to.
Ooooh, Babe when I pick up the phone

I've got a pair of Gohills boots
and I got fading roots.



Tengo un librito negro
donde guardo mis poemas

Tengo un bolso con un
cepillo de dientes y un peine

Cuando soy un buen perro
a veces me tiran un hueso

Tengo elásticos que
mantienen mis zapatos calzados

Tengo esa sensación de manos hinchadas
Tengo trece canales de mierda en la T.V. para elegir

Tengo luz eléctrica
Tengo una segunda vista
Tengo sorprendentes poderes de observación

Y por eso sé que
Cuando intente comunicarme contigo por teléfono
No habrá nadie en casa

Tengo la obligatoria permanente de Hendrix
Y las inevitables quemaduras de cigarrillo
en la solapa de mi camisa favorita

Tengo los dedos manchados de nicotina
Tengo una cuchara de plata en una cadena

Tengo un piano de cola que contendrá mis restos mortales
Tengo ojos salvajes y penetrantes
Y tengo unas tremendas ganas de volar
Pero no sé hacia dónde

Oooh, nena

Cuando descuelgo el teléfono
no habrá nadie en casa

Tengo un par de botas de montaña
y las raíces se me están pudriendo


A lo largo del disco aparecen constantes alusiones a la Segunda Guerra Mundial, uno de los momentos más recordados en ese sentido es la canción Vera. Se refiere a Vera Lynn, una cantante inglesa de entreguerras que cantaba a los familiares de los soldados que partían a la guerra, sus canciones intentaban ser mensajes alentadores para transmitir esperanza en el regreso de los soldados. En este corte Pink se pregunta por qué algunos soldados (como su padre) nunca regresaron; en la película vemos al pequeño Pink caminando entre los soldados que bajan de los trenes y saludan con entusiasmo a sus mujeres e hijos, busca a su padre entre la muchedumbre y no lo encuentra

¿Alguien aquí recuerda a Vera Lynn?
¿Recordáis que ella decía que
volveríamos a vernos en un día soleado?

¡Vera, Vera!, ¿qué ha sido de tí?

¿Alguien más aquí se siente como yo?

Tras un corte con la misma temática en la que unos arreglos de orquesta a modo de marcha militar claman Traed a los chicos de vuelta a casa (Bring the boys back home), llega uno de los clásicos gigantes del grupo, y a la vez, es uno de los puntos álgidos del álbum, tanto musicalmente como para el desarrollo de la historia, Comfortably Numb; uno de los temas más versionados de la discografía del grupo, con uno de los mejores solos de guitarra de la historia del rock. Es importante en cuanto a la trama porque aquí se produce definitivamente la metamorfosis de la que hablé antes. Es el tema transitorio. Pink tiene que recuperarse para volver al espectáculo, su rostro y su cuerpo se recubren de una masa pegajosa, como una piel de larva, entre la que Pink se va abriendo paso, como una serpiente mudando la piel, ya transformado en el líder fascista que se acompañará de una banda musical (una supuesta banda suplente) dirigida por él.

Comfortably numb (Confortablmente insensible)



Hola
¿Hay alguien ahi?
Sólo mueve la cabeza si puedes oirme

Vamos, ahora
Sé que estás deprimido
yo puedo calmar tu dolor
ponerte en pie de nuevo

Relájate
Necesito alguna información primero
Sólo los datos básicos
Dime, ¿dónde te duele?

Ya no hay dolor, estás volviendo en sí
Un barco distante humea en el horizonte
Llegas a través de las olas
Tus labios se mueven pero no puedo oir lo que dices

Cuando era un niño tuve mucha fiebre
mis manos parecían globos
Ahora vuelvo a tener esa sensación
No puedo explicarlo, no lo entenderíais
Yo no soy así

Me he vuelto confortablemente insensible
Me he vuelto confortablemente insensible

Bien, sólo un pequeño pinchazo
No habrá más...
¡¡Aaaaah!!

Puede que te sientas un poco mareado
¿Puedes ponerte en pie?
Creo que está funcionando
Esto te mantendrá en pie durante el espectáculo

Vamos, es hora de irse

Ya no hay dolor, estás volviendo en sí
Un barco distante humea en el horizonte
Llegas a través de las olas
Tus labios se mueven pero no puedo oir lo que dices

Cuando era un niño tuve una visión fugaz
lo vi con el rabillo del ojo
Me di la vuelta para ver pero ya no estaba
Hoy no podría apostar que fuese cierto
El niño ha crecido, el sueño se fue

Me he vuelto confortablemente insensible


Pero el espectáculo debe continuar, The show must go on.
Este breve corte ha ganado para mí con los años

Ooooh, Ma, Oooh Pa
Must the show go on?
Ooooh, Pa. Take me home, Take me home, Take me home
Ooooh, Ma. Let me go, Let me go, Let me go

There must be some mistake
I didnt mean to let them
Take away my soul.
Am I too old, is it too late?

Ooooh, Ma, Oooh Pa
Where's the feeling gone?
Ooooh, Ma, Oooh Pa
Will I remember the songs?
Oooooh, waah
The show must go on




Ooooh, Mamá, Oooh Papá
¿Debe seguir el espectáculo?
Ooooh, Papá. Llévame a casa, llévame a casa, llévame a casa
Ooooh, Mamá. Déjame ir,
Déjame ir, Déjame ir

Debe haber un error
No quise que se llevaran mi alma
¿Soy demasiado viejo?
¿Es demasiado tarde?

Ooooh, Ma, Oooh Pa
¿Dónde ha quedado el sentimiento?

Ooooh, Ma, Oooh Pa
¿Recodaré las canciones?

Oooooh, waah
El espectáculo debe continuar

El nuevo Pink está listo para recibir a la audiencia que le espera entusiasmada. Saluda a los hombres y besa las caras de los bebés entre el público. Uno coro entona una notas orquestales y Pink empieza a recitar su mitin, es el mismo que aparece al principio de la película en In the flesh, pero con algunos cambios

In the flesh II (En carne viva II)

So ya
Thought ya
Might like to
Go to the show.
To feel that warm thrill of confusion,
That space cadet glow.
I've got some bad news for you sunshine,
Pink isn't well, he stayed back at the hotel
And they sent us along as a surrogate band
We're gonna find out where you fans really stand!

Are there any queers in the theatre tonight?
Get them up against the wall!
There's one in the spotlight, he don't look right to me
Get him up against the wall!
That one looks Jewish!
And that one's a coon!
Who let all of this riff-raff into the room?
There's one smoking a joint,
And another with spots
If I had my way,
I'd have all of you shot!



Así que pensaste que te gustaría venir al espectáculo
para sentir el cálido estremecimiento y la confusión
de cadete espacial

Tengo malas noticias para ustedes, queridos
Pink no se encuentra bien... se ha quedado en el hotel
y nos han mandado a nosotros como banda suplente
vamos a comprobar cómo son sus verdaderos seguidores

¿Hay algún maricón entre el público esta noche?
¡Ponedlo contra el muro!
(¡Contra el muro!)

Y ese de ahí abajo, junto al reflector, me mira mal
¡Ponedlo contra el muro!
(¡Contra el muro!)

Y aquel es judío
y ese otro negro
¿Quién ha dejado entrar a toda esta chusma en la sala?

Ese está fumándose un porro
y aquel tiene espinillas
¡Si me dejaran, os fusilaría a todos!

El siguiente corte refleja el miedo que produce el nazismo. Run like hell (corre todo lo que puedas) es un potente tema, con elementos similares a los de Another brick on the wall Part. III que habla de las violaciones que cometían las bandas de nazis por la noche, asaltando casas etc...

Otro de los temas que más ha ganado con los años de este disco para mí ha sido Waiting for the worms, (Esperando a los gusanos). Un rock sinfónico que continua con el asunto nazi, en el film podemos ver claramente el significado de este corte. La letra me gusta especialmente por el principio, porque los primeros versos me producen desde siempre una sensación de profunda indulgencia, la victoria de haber perdido

Ein! Zwei! Drei! Hammer!
Ooooh, you cannot reach me now
Ooooh, no matter how you try
Goodbye, cruel world, it's over
Walk on by.



Un! Dos! Tres! Martillo!
Oh, ya no podéis cogerme
Oh, por más que lo intenteis
Adiós mundo cruel
se acabó
Sigue caminando

Tras este poderoso rock sinfónico de Waiting for the worms parece que la locura de Pink está a punto de llegar a sus máximas consecuencias, de acabar de una vez por todas; tiene que ser juzgado, él lo merece, él cree que lo merece, y quiere que la ley caiga sobre él con todas las consecuencias. No quiere seguir viviendo esta pesadilla infernal, este torrente de imágenes y recuerdos dolorosos. Grita ¡Basta!, ¡Stop!. Y aparece, ya cerca del final del disco, un pequeño corte titulado Stop (en la película vemos a Pink en el retrete de un centro psiquiátrico, sentado en el suelo junto al W.C leyendo unos versos que él mismo ha escrito en un papel y mordiéndose el dedo tras meterlo continuamente en el agua de la taza.) El comportamiento de Pink en esta escena es absolutamente demente. Pero dentro de su cabeza existe esa idea del juicio, y está esperando allí, a ser juzgado. Los versos que recita son los siguientes

¡Basta!
Basta
Quiero irme a casa...
quitarme el uniforme
y dejar el espectáculo...
Pero estoy esperando
en esta celda...
porque tengo que saber
si he sido culpable todo este tiempo

Entonces alcanzamos uno de los momentos más originales del disco (y de la película), el juicio. Un juicio a modo de musical de Disney, interpretado en la película por unos estupendos dibujos animados muy originales en los que Pink es una especie de muñeco sin rostro. Vemos al Juez, al maestro, a su mujer, a su madre (que se convierte en cierto momento en el mismo muro). El Muro está a punto de acabar. El tema se llama The trial, que por suerte anda también por youtube




Buenos días, Su Señoría, Gusano
La Corona demostrará
que el prisionero que está
frente a Usted
fue pillado mostrando sentimientos...
mostrando sentimientos...
casi humanos
¡Eso no está bien!

¡Traed al maestro!
Siempre dije que él no
terminaría bien
Al final, Su Señoría
Si me hubieran dejado
hacerlo a mi manera
Podría haberlo azotado
hasta corregirlo
Pero mis manos estaban atadas
Los sentimentales y los artistas...
le permitieron salirse con la suya
Déjeme darle unos martillazos hoy

Loco.
Pájaros en la cabeza.
Estoy loco...
verdaderamente ido

Creo que he perdido la cabeza

Loco
Pájaros en la cabeza.
El está loco


¡Tú, mierdecilla!
Mira en lo que te has metido
Espero que tiren lejos la llave.
Deberías haber hablado conmigo
más a menudo de lo que lo hiciste
Pero ¡¡NO!!
Tenias que ir a la tuya..
¿Haz destrozado muchos hogares últimamente?
Sólo cinco minutos,
Su Señoría, Gusano...
él y yo, a solas

¡Hijo!
ven con Mamá,
niño.
Déjame arroparte en mis brazos.
Su Señoría, nunca quise
que se metiera en problemas
¿Por qué tuvo que abandonarme?
Su Señoría, Gusano,
deje que me lo lleve a casa.

Loco.
Sobre el arco iris
Estoy loco

Barrotes en la ventana.

¡Debe haber
una puerta en el muro
por donde pueda salir...!

Loco.
Sobre el arco iris.
Él está loco.

La evidencia ante la corte
es indisputable
No es necesario que el
Jurado se retire

En todos mis años de juez
nunca antes había visto
a alguien más merecedor
de todo el peso de la Ley

La manera en la que hiciste sufrir
a una esposa y madre exquisitas
me produce enormes ganas de defecar

Sin embargo mi amigo,
tras haber revelado tus temores más profundos

Te sentencio a ser expuesto
ante tus semejantes

¡Echad abajo el muro!
¡Echad abajo el muro!
¡Echad abajo el muro!


Tras esas palabras del juez, el muro efectivamente se tira abajo, más bien revienta. En la película vemos un muro reventar a camara lenta espectacularmente. Así acaba El Muro, demolido. Pero la película reserva una última gema musical para terminar (ya aparecidos los créditos), Outside the wall (Al otro lado del muro/Fuera del muro). El título de estos dos posts que he dedicado a este maravilloso disco de Pink Floyd es precisamente ese. Y lo es porque, este corte es para mí el más importante de toda la obra (muchos, o casi todos seguro que no estáis de acuerdo conmigo), y lo comprendo. Para mí es el corte más importante de la obra porque resume todo el mensaje del disco en unos versos que para mí simplemente no han sido superados, ni por Waters ni por ningún otro artista propiamente del rock. Es una de las canciones más hermosas que he oido y que más me han llegado nunca. A continuanción vemos la escena en que revienta el muro y justo depués, esa última escena con los niños... es para mí uno de los mejores finales que he visto. Ni que decir tengo que es la película musical que más me gusta y una de las películas en general que más me gustan. Es un peliculón. Y un discazo, si no lo conoces, merece la pena, tengas la edad que tengas.

Solos, o de dos en dos
los que realmente te aman
caminan arriba y abajo fuera del muro

Cogidos de la mano
o juntos, en bandas
los blandos de corazón y los artistas
se hacen fuertes

y cuando te hayan dado todo lo que tienen
se tambalearán y caerán
después de todo no es fácil
estrellar el corazón contra el muro
de algún hijo de puta loco.




1/4/10

Al otro lado del muro I


"Look mummy, there's an aeroplane up in the sky"


Sí, hablaré de The Wall, mi álbum favorito de Pink Floyd desde el momento en que lo descubrí; lo descubrí en su formato audiovisual, el film fue lo primero que llegó a mis manos, hablaré de él más adelante.

Waters es el autor de la mayoría de los temas (ladrillos) que conforman El Muro. El disco más suculento de la discografía de la banda y posiblemente de toda la historia del rock. La cantidad de recovecos, grietas, "ladrillos", lugares escondidos y mensajes que contiene es insondable.

Por entonces (1978-79) Pink Floyd ya era una banda en decadencia interna, a nivel personal. Waters había asumido tal protagonismo y control sobre la banda que produjo un malestar general entre los demás, tan importantes como él para conformar ese ser viviente casi perfecto que eran Pink Floyd desde principios de la década de los 70. Sin embargo estos problemas internos no impidieron que saliera a la luz (con su correspondiente gira contigüa) The Wall. Posiblemente el disco con el que más me he identificado de la historia de la música, es más que un disco de rock; musicalmente para mí es el trabajo de 'rock masivo' mejor montado, compuesto, organizado y adelantado que se ha creado; si es que la etiqueta 'rock masivo' se me acepta, hablando de un grupo tan indescifrable en este aspecto, uno de los pocos que ha conseguido un exito comercial masivo con música propiamente de culto, arriesgada y rica.

The Wall es la cima de Pink Floyd, y para muchos la cima del rock en sí mismo. Es un doble álbum conceptual, en gran medida autobiográfico, con bastante mensajes políticos, sociales, artísticos, éticos, filosóficos y poéticos.

El disco, o, el argumento de esta colosal obra de arte, gira en torno a Pink. Pink es una estrella del rock que ha llegado a un momento de crisis personal demoledora, delirante y abismal. Todas las etapas de su vida aparecen ante sus ojos (los ojos del oyente o espectador) mezcladas con sucesos históricos relevantes como la Segunda Guerra Mundial, la ocupación Nazi; manifestaciones sociales, la ciudad capitalista, el gobierno, el ejército, la incondicionalidad de las masas... Pero The Wall también habla del abandono, del amor, de la soledad, del miedo a morir, de la opresión, del abuso, de las confrontaciones psicológicas individuales, de la depresión, de la locura, de la memoria, de la familia, de la amistad, y en definitiva, de la miseria del espíritu; tan importante, a mi juicio, en el desarollo interior de una persona. La miseria del espíritu, afrontarla, encararse con ella; es un momento que a todos y todas nos llega en la vida, a unos antes, a otros después (cuanto antes mejor), y que significa el punto de inflexión del que nace el ser humano que uno va a ser para el resto de su vida. The Wall, toca de lleno, y no es dificil verlo, este punto crucial de la vida del ser humano. El momento en que cerramos los ojos y nos vemos en el espejo.

The Wall, El Muro, es la palabra como metáfora perfecta; El Muro es el muro del miedo, el muro de la sociedad, el muro que hay entre la pareja, entre las relaciones con cada miembro de nuestro entorno, en el trabajo, entre nuestros propios yos... Los muros que dividen nuestra intención viviente, nuestra consciencia y nuestra voluntad, el mismo Velo de Maya que nos separa de la especulada e indescifrable "auténtica verdad". La que no nos dejan conocer nuestros sentidos (los insectos voladores que se suicidan a golpes contra el cristal).

Imágen de la película (Pinky frente a sí mismo, Pink)

El primer disco abre con In The Flesh (En carne viva)

Un rock sinfónico que simboliza el pistoletazo de salida de toda una historia apasionante a lo largo y ancho de la psique del protagonista, desde Pinky el niño hasta Pink el adulto. Aunque no está narrado-contado-musitado en orden cronológico, en la película vemos claramente como aparecen diferentes escenas de su vida sin una cronología; algunas escenas parecen recuerdos y otras concepciones imaginarias del presente, impregnadas de un sentimiento de tedio profundo que marca todo el film. Pero no quiero hablar tanto de la película ahora. Decía que In the flesh es un potente rock sinfónico caracterizado por la guitarra eléctrica y el discurso de un líder fascista, que bien puede ser uno de los yos de Pink, cantando:

So ya'
Thought ya'
Might like to
Go to the show

To feel
The warm thrill of confusion
That space cadet glow

Tell me is something eluding you sunshine?
Is this not what you expected to see?
If you wanna' find out what's behind these cold eyes
You'll just have to claw your way through this disguise!

Así que pensaste que te gustaría venir al espectáculo para sentir
el cálido estremecimiento y la confusión
de cadete espacial

Dime, algo se te escapa de las manos
No es lo que esperabas ver
si quieres saber qué hay tras estos ojos fríos
tendrás que rasgar el disfraz

Una mordaz letra de apertura en la que ya vemos a un Pink asolado por la paranoia, en plena lucha con sus demonios. Vemos el disfraz, dos caras de la moneda, un bulto que late, una herida abierta y sangrando. In the flesh es como una imágen de portada. Podríamos decir que el álbum y la historia empiezan realmente con el siguiente corte

The Thin Ice (La fina capa de hielo)

Tierna canción con piano de cola, ciertamente estremecedora que me puso los vellos de punta innumerables veces cuando no era más que un renacuajo de 14 años, encerrado en la salita viendo esta película, perplejo y reflejado en ella, a veces con sumo detalle.

Momma loves her baby
And daddy loves you too.
And the sea may look warm to you babe
And the sky may look blue
Ooooh Baby
Ooooh baby blue
Oooooh babe.

If you should go skating
On the thin ice of modern life
Dragging behind you the silent reproach
Of a million tear-stained eyes
Don't be surprised when a crack in the ice
Appears under your feet.
You slip out of your depth and out of your mind
With your fear flowing out behind you
As you claw the thin ice.



Mamá queire a su niño
Y papá también te quiere
Y el mar puede parecerte cálido, niño
Y el cielo puede parecerte azul
Oh, niño
Oh, niño triste

Si tienes que aprender a deslizarte
por la fina capa de hielo de la vida moderna
arrastrando tras de ti
el silencioso reproche
de un millón de ojos bañados en lágrimas

No te sorprendas
cuando la fina capa de hielo
se quiebre bajo tus pies
Saldrás de tu profundidad, y de tu mente
Con el miedo fluyendo tras de tí
mientras escarbas el hielo


Tras esa bellísima canción, y sin interrupción (en el disco no hay interrupciones, no hay practicamente silencios, las canciones están en gran mayoría unidas por sonidos, grabaciones, ruidos de ambiente en ciertas situaciones, grabaciones de lo que se supone que son programas de tv en los que ciertos generales hablan de la guerra), llega el corte más famoso de este disco, uno de los más famosos de Pink Floyd y de la música popular de los últimos 40 años.

Another brick on the wall Part. I & II (Otro ladrillo en el muro)

En este antológico tema tocan un asunto bastante caliente, también hoy día, en la actualidad. La educación. En su momento me impresionó mucho la letra de esta canción, que abogaba por la abolición de la educación; pero claro, no aboga por al abolición de la educación en sí, sino que aboga por la defensa de la educación libertaria, lo más cercana a la realización libre del individuo. Aboga por las libertades humanas elementales. La libertad de pensamiento, de elección.

En la parte I el pequeño Pinky cuenta cómo piensa en su padre, a quien perdió en la guerra en 1944 (un claro guiño autobiográfico de Waters)

Parte I
Daddy's flown across the ocean
Leaving justy memory
Snapshot in the family album
Daddy what else did you leave for me?
Daddy, what'd'ja leave behind for me?!?
All in all it was just a brick in the wall.
All in all it was all just bricks in the wall.

(-"You! Yes, you! Stand still laddy!")

Papá voló sobre el océano
dejando apenas unos recuerdos
Una instantánea en el álbum familiar
Papá, ¿Qué más has dejado para mí?
Papá, ¿Qué has dejado para mí?
Después de todo, solo fue un ladrillo en el muro
No más que un ladrillo en el muro

(-Tú!, Sí, tú!, muchacho, ¡Prepárate!)

Entre la parte I y II hay un corte titulado The happiest days of our lives en el que se habla del abuso que muchos profesores practicaban sobre los alumnos, exponiendo sus temores y debilidades en público y atemorizándolos e intimidándolos (¿os suena de algo?, seguro que a muchos sí). El tema sirve como introducción a la parte II.

Parte II
We don't need no education
We don't need no thought control
No dark sarcasm in the classroom
Teacher leave them kids alone
Hey! Teacher! Leave them kids alone!
All in all it's just another brick in the wall
All in all you're just another brick in the wall

We don't need no education
We don't need no thought control
No dark sarcasm in the classroom
Teacher leave us kids alone
Hey! Teacher! Leave us kids alone!
All in all it's just another brick in the wall
All in all you're just another brick in the wall



No necesitamos ninguna educación
No necesitamos que nos controlen el pensamiento
Ni ese oscuro sarcasmo en la clase
Maestro, deja a los niños en paz
Eh! Maestro, deja a los niños en paz!
Después de todo no es más que otro ladrillo en el muro,
No eres más que otro ladrillo en el muro

Roger Waters sigue siendo para mí a día de hoy, el artista más grande de Pink Floyd, sin desmerecer a los demás, porque todos fueron o son de lo que ya apenas hay en el panorama del rock internacional: artistas con algo que decir, creativos. Waters no ha sido un músico virtuoso, ha tocado el bajo toda su vida, sin destacar tocándolo en absoluto; sus líneas de bajo suelen ser bastante simples, aunque originales. Tampoco ha sido un cantante especialmente destacable. Sin embargo tiene una virtud especial por ejemplo escribiendo letras. Consigue acercase a nosotros con sus letras, escritas en un inglés simple, casi cotidiano; consigue imprimir en su poesía el hilo conductor que conecta las almas, ese hilo que llevan la poesía y la música in essentia. Belleza. También su voz, en muchas canciones, sobre todo en este disco, consigue llegarnos considerablemente, a mí al menos, muchísimo más que la de David Gilmour.

Otra gran virtud de Waters es su forma de entender y componer canciones y obras. Waters diseña, crea edificios a modo de arquitecto de la música; con un punto de vista sumamente sensible y agudo, cargado de contenido, meditativo; el artísta no es nada sin el lienzo donde plasmarse, y tampoco es nada sin la capacidad de plasmarse, aunque sea artista (estoy convencido que hay muchos poetas en el mundo, y que los ha habido, que no lo son sobre el papel, lo son por dentro. Sienten, y sintiendo son poetas). Waters consigue plasmarse con las herramientas de Pink Floyd, y el resto de los miembros retocan y afinan las ideas de forma impecable, así nacieron discos como este. Aunque, contando incluso con el protagonismo cada vez mayor de Waters en el grupo, Gilmour es el aliado perfecto junto con el que ha creado himnos del grupo, de otros discos, como Shine on you crazy diamond, Wish you were here o el siguiente corte de este primer disco de The Wall

Mother (Madre)

Nunca he oído un tema musical que relate la concepción de lo que una madre significa para un hijo de forma tan brillante, con cierto toque objetivo que nos acerca a comprender ciertas cosas de la vida. Canciones que nos hacen madurar. Este disco marcó mi adolescencia, más que ningún otro.

Mother, do you think they'll drop the bomb?
Mother, do you think they'll like this song?
Mother, do you think they'll try to break my balls?
Ooh ah,
Mother, should I build the wall?

Mother, should I run for presidence?
Mother, should I trust the government?
Mother, will they put me in the firing line?
Ooh ah,
Is it just a waste of time
(Mother, am i really dying-en la película)

Hush now baby, baby, don't you cry.
Mamma's gonna make all of your nightmares come true,
Mamma's gonna put all of her fears into you,
Mamma's gonna keep you right here, under her wing.
She won't let you fly, but she might let you sing,
Mamma's gonna keep baby cosy and warm.
Oooh babe, Oooh babe, Oooh babe,
Of course Mamma's gonna help build the wall.

Mother, do you think she's good enough, for me?
Mother, do you think she's dangerous, to me?
Mother, will she tear your little boy apart?
Ooh ah,
Mother, will she break my heart?

Hush now baby, baby, don't you cry.
Mamma's going to check out all your girlfriends for you,
Mamma won't let anyone dirty get through,
Mamma's gonna wait up until you get in.
Mamma will always find out where you've been,
Mamma's gonna keep baby healthy and clean.
Oooh babe, Oooh babe, Oooh babe,
You'll always be baby to me.

Mother, did it need to be so high?



Madre, ¿crees que tirarán la bomba?
Madre, ¿crees que les gustará la canción?
Madre, ¿crees que intentarán romperme las pelotas?
Ooh, ah
Madre, ¿crees que debo levantar el muro?

Madre, ¿debería presentarme a presidente?
Madre, ¿debo confiar en el gobierno?
Madre, ¿me pondrán en la líea de fuego?
Ohh, ah
Sólo estoy perdiendo el tiempo
(Madre, ¿me estoy muriendo de verdad?-en la película)

Calla ahora, niño, no llores más
Mamá hará que todas tus pesadillas se hagan realidad
Mamá depositará en tí todos sus miedos
Mamá te mantendrá aquí bajo su ala
No te dejará volar, pero puede que te deje cantar
Mamá mantendrá a su niño limpio y calentito

Ohh, niño

Claro que mamá ayudará a construir el muro

Mamá, ¿crees que ella es bastante buena para mí?
Mamá, ¿crees que es peligrosa para mí?
Mamá, ¿crees que me arrancará de tu lado?
Ohh, ah
Mamá, ¿me romperá el corazón?

Calla ahora, niño, no llores más
mamá controlará a todas tus novias por tí
Mamá no dejará que ninguna indecente se te acerque
Mamá esperará despierta hasta que llegues
Mamá siempre sabrá dónde has estado
Mamá mantendrá a su niño sano y limpio

Ohh, niño; ohh niño

Siempre serás un niño para mí

Mamá, ¿tenía que ser tan alto el muro?

Es uno de los discos más perfectos que se han hecho y todos sus cortes implican una mención considerada, aunque intentaré saltarme los más "prescindibles" para no extender el post demasiado. Destacando los temas más importantes con respecto a la historia que relata el álbum y dejando atrás Goodbye blue sky, Empty spaces y Young lust; nos topamos con otra de las gemas de la obra

One of my turns (Una de mis crisis)

De este tema, más que comentar, considero acertado publicar la escena en la película, junto a la letra, hablan por sí solas. Demoledora.

Day after day, love turns gray
Like the skin of a dying man.
Night after night, we pretend its all right
But I have grown older and
You have grown colder and
Nothing is very much fun any more.
And I can feel one of my turns coming on.
I feel cold as a razor blade,
Tight as a tourniquet,
Dry as a funeral drum.

Run to the bedroom,
In the suitcase on the left
You'll find my favorite axe.
Don't look so frightened
This is just a passing phase,
One of my bad days.
Would you like to watch T.V.?
Or get between the sheets?
Or contemplate the silent freeway?
Would you like something to eat?
Would you like to learn to fly?
Would'ya?
Would you like to see me try?

AAAH, no!

Would you like to call the cops?
Do you think it's time I stopped?

Why are you running away?




Día tras día, el amor se vuelve gris
como la piel de un moribundo
y noche tras noche
fingimos que todo va bien
pero yo he envejecido
y tú estás cada vez más fría
y ya nada nos parece divertido.

Puedo sentir cómo una de mis crisis se aproxima
Me siento frío como una cuchilla de afeitar
Tenso como un torniquete
Aburrido como el tambor de un funeral

Corre a mi habitación
en la maleta de la izquierda
encontrarás mi hacha favorita
No te asustes
no es más que una fase pasajera
uno de mis días malos
¿Te gustaría ver la T.V?
¿O meterte entre la sábanas?
¿Contemplar la autopista desierta?
¿Quieres comer algo?
¿Te gustaría aprender a volar?
¿Te gustaría...
¿Te gustaría ponerme a prueba?

AAAH, no!

¿Quieres llamar a la policía?
¿Crees que debo parar?

¡Tomad esto cabrones!

Tras un breve tema (aunque intenso), que sirve de continuación para One of my turns, llamado Dont leave me now y la tercera parte de Another brick on the wall, llegamos al final del primer CD del universo de Pink. El CD 1 termina de una manera inesperada, Pink está en plena crisis, hundido. Y, de forma simbólica se despide del mundo con un breve tema minimalista musitado por Roger Waters titulado Goodbye cruel world.

Goodbye cruel world
I'm leaving you today
Goodbye
Goodbye
Goodbye

Goodbye, all you people
There's nothing you can say
To make me change my mind.
Goodbye.



Adiós mundo cruel
Voy a dejarte hoy
Adiós
Adiós
Adiós

Adios a todos
No hay nada que podáis decir
para hacerme cambiar de opinión
Adiós.

En el siguiente disco, en la continuidad de la historia, somos testigos de una metamorfosis tan metafórica y brillante como la Kafkiana.