1/4/10

Al otro lado del muro I


"Look mummy, there's an aeroplane up in the sky"


Sí, hablaré de The Wall, mi álbum favorito de Pink Floyd desde el momento en que lo descubrí; lo descubrí en su formato audiovisual, el film fue lo primero que llegó a mis manos, hablaré de él más adelante.

Waters es el autor de la mayoría de los temas (ladrillos) que conforman El Muro. El disco más suculento de la discografía de la banda y posiblemente de toda la historia del rock. La cantidad de recovecos, grietas, "ladrillos", lugares escondidos y mensajes que contiene es insondable.

Por entonces (1978-79) Pink Floyd ya era una banda en decadencia interna, a nivel personal. Waters había asumido tal protagonismo y control sobre la banda que produjo un malestar general entre los demás, tan importantes como él para conformar ese ser viviente casi perfecto que eran Pink Floyd desde principios de la década de los 70. Sin embargo estos problemas internos no impidieron que saliera a la luz (con su correspondiente gira contigüa) The Wall. Posiblemente el disco con el que más me he identificado de la historia de la música, es más que un disco de rock; musicalmente para mí es el trabajo de 'rock masivo' mejor montado, compuesto, organizado y adelantado que se ha creado; si es que la etiqueta 'rock masivo' se me acepta, hablando de un grupo tan indescifrable en este aspecto, uno de los pocos que ha conseguido un exito comercial masivo con música propiamente de culto, arriesgada y rica.

The Wall es la cima de Pink Floyd, y para muchos la cima del rock en sí mismo. Es un doble álbum conceptual, en gran medida autobiográfico, con bastante mensajes políticos, sociales, artísticos, éticos, filosóficos y poéticos.

El disco, o, el argumento de esta colosal obra de arte, gira en torno a Pink. Pink es una estrella del rock que ha llegado a un momento de crisis personal demoledora, delirante y abismal. Todas las etapas de su vida aparecen ante sus ojos (los ojos del oyente o espectador) mezcladas con sucesos históricos relevantes como la Segunda Guerra Mundial, la ocupación Nazi; manifestaciones sociales, la ciudad capitalista, el gobierno, el ejército, la incondicionalidad de las masas... Pero The Wall también habla del abandono, del amor, de la soledad, del miedo a morir, de la opresión, del abuso, de las confrontaciones psicológicas individuales, de la depresión, de la locura, de la memoria, de la familia, de la amistad, y en definitiva, de la miseria del espíritu; tan importante, a mi juicio, en el desarollo interior de una persona. La miseria del espíritu, afrontarla, encararse con ella; es un momento que a todos y todas nos llega en la vida, a unos antes, a otros después (cuanto antes mejor), y que significa el punto de inflexión del que nace el ser humano que uno va a ser para el resto de su vida. The Wall, toca de lleno, y no es dificil verlo, este punto crucial de la vida del ser humano. El momento en que cerramos los ojos y nos vemos en el espejo.

The Wall, El Muro, es la palabra como metáfora perfecta; El Muro es el muro del miedo, el muro de la sociedad, el muro que hay entre la pareja, entre las relaciones con cada miembro de nuestro entorno, en el trabajo, entre nuestros propios yos... Los muros que dividen nuestra intención viviente, nuestra consciencia y nuestra voluntad, el mismo Velo de Maya que nos separa de la especulada e indescifrable "auténtica verdad". La que no nos dejan conocer nuestros sentidos (los insectos voladores que se suicidan a golpes contra el cristal).

Imágen de la película (Pinky frente a sí mismo, Pink)

El primer disco abre con In The Flesh (En carne viva)

Un rock sinfónico que simboliza el pistoletazo de salida de toda una historia apasionante a lo largo y ancho de la psique del protagonista, desde Pinky el niño hasta Pink el adulto. Aunque no está narrado-contado-musitado en orden cronológico, en la película vemos claramente como aparecen diferentes escenas de su vida sin una cronología; algunas escenas parecen recuerdos y otras concepciones imaginarias del presente, impregnadas de un sentimiento de tedio profundo que marca todo el film. Pero no quiero hablar tanto de la película ahora. Decía que In the flesh es un potente rock sinfónico caracterizado por la guitarra eléctrica y el discurso de un líder fascista, que bien puede ser uno de los yos de Pink, cantando:

So ya'
Thought ya'
Might like to
Go to the show

To feel
The warm thrill of confusion
That space cadet glow

Tell me is something eluding you sunshine?
Is this not what you expected to see?
If you wanna' find out what's behind these cold eyes
You'll just have to claw your way through this disguise!

Así que pensaste que te gustaría venir al espectáculo para sentir
el cálido estremecimiento y la confusión
de cadete espacial

Dime, algo se te escapa de las manos
No es lo que esperabas ver
si quieres saber qué hay tras estos ojos fríos
tendrás que rasgar el disfraz

Una mordaz letra de apertura en la que ya vemos a un Pink asolado por la paranoia, en plena lucha con sus demonios. Vemos el disfraz, dos caras de la moneda, un bulto que late, una herida abierta y sangrando. In the flesh es como una imágen de portada. Podríamos decir que el álbum y la historia empiezan realmente con el siguiente corte

The Thin Ice (La fina capa de hielo)

Tierna canción con piano de cola, ciertamente estremecedora que me puso los vellos de punta innumerables veces cuando no era más que un renacuajo de 14 años, encerrado en la salita viendo esta película, perplejo y reflejado en ella, a veces con sumo detalle.

Momma loves her baby
And daddy loves you too.
And the sea may look warm to you babe
And the sky may look blue
Ooooh Baby
Ooooh baby blue
Oooooh babe.

If you should go skating
On the thin ice of modern life
Dragging behind you the silent reproach
Of a million tear-stained eyes
Don't be surprised when a crack in the ice
Appears under your feet.
You slip out of your depth and out of your mind
With your fear flowing out behind you
As you claw the thin ice.



Mamá queire a su niño
Y papá también te quiere
Y el mar puede parecerte cálido, niño
Y el cielo puede parecerte azul
Oh, niño
Oh, niño triste

Si tienes que aprender a deslizarte
por la fina capa de hielo de la vida moderna
arrastrando tras de ti
el silencioso reproche
de un millón de ojos bañados en lágrimas

No te sorprendas
cuando la fina capa de hielo
se quiebre bajo tus pies
Saldrás de tu profundidad, y de tu mente
Con el miedo fluyendo tras de tí
mientras escarbas el hielo


Tras esa bellísima canción, y sin interrupción (en el disco no hay interrupciones, no hay practicamente silencios, las canciones están en gran mayoría unidas por sonidos, grabaciones, ruidos de ambiente en ciertas situaciones, grabaciones de lo que se supone que son programas de tv en los que ciertos generales hablan de la guerra), llega el corte más famoso de este disco, uno de los más famosos de Pink Floyd y de la música popular de los últimos 40 años.

Another brick on the wall Part. I & II (Otro ladrillo en el muro)

En este antológico tema tocan un asunto bastante caliente, también hoy día, en la actualidad. La educación. En su momento me impresionó mucho la letra de esta canción, que abogaba por la abolición de la educación; pero claro, no aboga por al abolición de la educación en sí, sino que aboga por la defensa de la educación libertaria, lo más cercana a la realización libre del individuo. Aboga por las libertades humanas elementales. La libertad de pensamiento, de elección.

En la parte I el pequeño Pinky cuenta cómo piensa en su padre, a quien perdió en la guerra en 1944 (un claro guiño autobiográfico de Waters)

Parte I
Daddy's flown across the ocean
Leaving justy memory
Snapshot in the family album
Daddy what else did you leave for me?
Daddy, what'd'ja leave behind for me?!?
All in all it was just a brick in the wall.
All in all it was all just bricks in the wall.

(-"You! Yes, you! Stand still laddy!")

Papá voló sobre el océano
dejando apenas unos recuerdos
Una instantánea en el álbum familiar
Papá, ¿Qué más has dejado para mí?
Papá, ¿Qué has dejado para mí?
Después de todo, solo fue un ladrillo en el muro
No más que un ladrillo en el muro

(-Tú!, Sí, tú!, muchacho, ¡Prepárate!)

Entre la parte I y II hay un corte titulado The happiest days of our lives en el que se habla del abuso que muchos profesores practicaban sobre los alumnos, exponiendo sus temores y debilidades en público y atemorizándolos e intimidándolos (¿os suena de algo?, seguro que a muchos sí). El tema sirve como introducción a la parte II.

Parte II
We don't need no education
We don't need no thought control
No dark sarcasm in the classroom
Teacher leave them kids alone
Hey! Teacher! Leave them kids alone!
All in all it's just another brick in the wall
All in all you're just another brick in the wall

We don't need no education
We don't need no thought control
No dark sarcasm in the classroom
Teacher leave us kids alone
Hey! Teacher! Leave us kids alone!
All in all it's just another brick in the wall
All in all you're just another brick in the wall



No necesitamos ninguna educación
No necesitamos que nos controlen el pensamiento
Ni ese oscuro sarcasmo en la clase
Maestro, deja a los niños en paz
Eh! Maestro, deja a los niños en paz!
Después de todo no es más que otro ladrillo en el muro,
No eres más que otro ladrillo en el muro

Roger Waters sigue siendo para mí a día de hoy, el artista más grande de Pink Floyd, sin desmerecer a los demás, porque todos fueron o son de lo que ya apenas hay en el panorama del rock internacional: artistas con algo que decir, creativos. Waters no ha sido un músico virtuoso, ha tocado el bajo toda su vida, sin destacar tocándolo en absoluto; sus líneas de bajo suelen ser bastante simples, aunque originales. Tampoco ha sido un cantante especialmente destacable. Sin embargo tiene una virtud especial por ejemplo escribiendo letras. Consigue acercase a nosotros con sus letras, escritas en un inglés simple, casi cotidiano; consigue imprimir en su poesía el hilo conductor que conecta las almas, ese hilo que llevan la poesía y la música in essentia. Belleza. También su voz, en muchas canciones, sobre todo en este disco, consigue llegarnos considerablemente, a mí al menos, muchísimo más que la de David Gilmour.

Otra gran virtud de Waters es su forma de entender y componer canciones y obras. Waters diseña, crea edificios a modo de arquitecto de la música; con un punto de vista sumamente sensible y agudo, cargado de contenido, meditativo; el artísta no es nada sin el lienzo donde plasmarse, y tampoco es nada sin la capacidad de plasmarse, aunque sea artista (estoy convencido que hay muchos poetas en el mundo, y que los ha habido, que no lo son sobre el papel, lo son por dentro. Sienten, y sintiendo son poetas). Waters consigue plasmarse con las herramientas de Pink Floyd, y el resto de los miembros retocan y afinan las ideas de forma impecable, así nacieron discos como este. Aunque, contando incluso con el protagonismo cada vez mayor de Waters en el grupo, Gilmour es el aliado perfecto junto con el que ha creado himnos del grupo, de otros discos, como Shine on you crazy diamond, Wish you were here o el siguiente corte de este primer disco de The Wall

Mother (Madre)

Nunca he oído un tema musical que relate la concepción de lo que una madre significa para un hijo de forma tan brillante, con cierto toque objetivo que nos acerca a comprender ciertas cosas de la vida. Canciones que nos hacen madurar. Este disco marcó mi adolescencia, más que ningún otro.

Mother, do you think they'll drop the bomb?
Mother, do you think they'll like this song?
Mother, do you think they'll try to break my balls?
Ooh ah,
Mother, should I build the wall?

Mother, should I run for presidence?
Mother, should I trust the government?
Mother, will they put me in the firing line?
Ooh ah,
Is it just a waste of time
(Mother, am i really dying-en la película)

Hush now baby, baby, don't you cry.
Mamma's gonna make all of your nightmares come true,
Mamma's gonna put all of her fears into you,
Mamma's gonna keep you right here, under her wing.
She won't let you fly, but she might let you sing,
Mamma's gonna keep baby cosy and warm.
Oooh babe, Oooh babe, Oooh babe,
Of course Mamma's gonna help build the wall.

Mother, do you think she's good enough, for me?
Mother, do you think she's dangerous, to me?
Mother, will she tear your little boy apart?
Ooh ah,
Mother, will she break my heart?

Hush now baby, baby, don't you cry.
Mamma's going to check out all your girlfriends for you,
Mamma won't let anyone dirty get through,
Mamma's gonna wait up until you get in.
Mamma will always find out where you've been,
Mamma's gonna keep baby healthy and clean.
Oooh babe, Oooh babe, Oooh babe,
You'll always be baby to me.

Mother, did it need to be so high?



Madre, ¿crees que tirarán la bomba?
Madre, ¿crees que les gustará la canción?
Madre, ¿crees que intentarán romperme las pelotas?
Ooh, ah
Madre, ¿crees que debo levantar el muro?

Madre, ¿debería presentarme a presidente?
Madre, ¿debo confiar en el gobierno?
Madre, ¿me pondrán en la líea de fuego?
Ohh, ah
Sólo estoy perdiendo el tiempo
(Madre, ¿me estoy muriendo de verdad?-en la película)

Calla ahora, niño, no llores más
Mamá hará que todas tus pesadillas se hagan realidad
Mamá depositará en tí todos sus miedos
Mamá te mantendrá aquí bajo su ala
No te dejará volar, pero puede que te deje cantar
Mamá mantendrá a su niño limpio y calentito

Ohh, niño

Claro que mamá ayudará a construir el muro

Mamá, ¿crees que ella es bastante buena para mí?
Mamá, ¿crees que es peligrosa para mí?
Mamá, ¿crees que me arrancará de tu lado?
Ohh, ah
Mamá, ¿me romperá el corazón?

Calla ahora, niño, no llores más
mamá controlará a todas tus novias por tí
Mamá no dejará que ninguna indecente se te acerque
Mamá esperará despierta hasta que llegues
Mamá siempre sabrá dónde has estado
Mamá mantendrá a su niño sano y limpio

Ohh, niño; ohh niño

Siempre serás un niño para mí

Mamá, ¿tenía que ser tan alto el muro?

Es uno de los discos más perfectos que se han hecho y todos sus cortes implican una mención considerada, aunque intentaré saltarme los más "prescindibles" para no extender el post demasiado. Destacando los temas más importantes con respecto a la historia que relata el álbum y dejando atrás Goodbye blue sky, Empty spaces y Young lust; nos topamos con otra de las gemas de la obra

One of my turns (Una de mis crisis)

De este tema, más que comentar, considero acertado publicar la escena en la película, junto a la letra, hablan por sí solas. Demoledora.

Day after day, love turns gray
Like the skin of a dying man.
Night after night, we pretend its all right
But I have grown older and
You have grown colder and
Nothing is very much fun any more.
And I can feel one of my turns coming on.
I feel cold as a razor blade,
Tight as a tourniquet,
Dry as a funeral drum.

Run to the bedroom,
In the suitcase on the left
You'll find my favorite axe.
Don't look so frightened
This is just a passing phase,
One of my bad days.
Would you like to watch T.V.?
Or get between the sheets?
Or contemplate the silent freeway?
Would you like something to eat?
Would you like to learn to fly?
Would'ya?
Would you like to see me try?

AAAH, no!

Would you like to call the cops?
Do you think it's time I stopped?

Why are you running away?




Día tras día, el amor se vuelve gris
como la piel de un moribundo
y noche tras noche
fingimos que todo va bien
pero yo he envejecido
y tú estás cada vez más fría
y ya nada nos parece divertido.

Puedo sentir cómo una de mis crisis se aproxima
Me siento frío como una cuchilla de afeitar
Tenso como un torniquete
Aburrido como el tambor de un funeral

Corre a mi habitación
en la maleta de la izquierda
encontrarás mi hacha favorita
No te asustes
no es más que una fase pasajera
uno de mis días malos
¿Te gustaría ver la T.V?
¿O meterte entre la sábanas?
¿Contemplar la autopista desierta?
¿Quieres comer algo?
¿Te gustaría aprender a volar?
¿Te gustaría...
¿Te gustaría ponerme a prueba?

AAAH, no!

¿Quieres llamar a la policía?
¿Crees que debo parar?

¡Tomad esto cabrones!

Tras un breve tema (aunque intenso), que sirve de continuación para One of my turns, llamado Dont leave me now y la tercera parte de Another brick on the wall, llegamos al final del primer CD del universo de Pink. El CD 1 termina de una manera inesperada, Pink está en plena crisis, hundido. Y, de forma simbólica se despide del mundo con un breve tema minimalista musitado por Roger Waters titulado Goodbye cruel world.

Goodbye cruel world
I'm leaving you today
Goodbye
Goodbye
Goodbye

Goodbye, all you people
There's nothing you can say
To make me change my mind.
Goodbye.



Adiós mundo cruel
Voy a dejarte hoy
Adiós
Adiós
Adiós

Adios a todos
No hay nada que podáis decir
para hacerme cambiar de opinión
Adiós.

En el siguiente disco, en la continuidad de la historia, somos testigos de una metamorfosis tan metafórica y brillante como la Kafkiana.

6 comentarios:

Anónimo

Hola, se nota que te gusta Pink Floyd, nunca me he parado a hacer un análisis tan exhaustivo como tú. ¿Cómo los descubriste? No tenía ni idea de que había una peli (me la he descargado para verla). Me acuerdo cuando me encontré el disco de "The Division Bell" escondido junto a uno del grupo Génesis en el salón de mi casa (mis padres lo tenían porque se los regalaron con unos fascículos de no sé qué...), tendría yo unos 11 años y no me dio por escucharlo hasta los 16 que fue cuando me llamó la atención, jeje

Anónimo

Heyyy crak!!! ke recuerdos kon la cancion de Mother,eres una enciclopedia de la buena musica,un saludo enorme.

Ahab

Hola anónimo, pues a los Floyd los conocí cuando tenía unos 13 años o así, en los archivos de la radio encontramos un amigo y yo unos cuantos vinilos de la banda originales de la época y nos llamaron la atención; estaba DSOTM, UMMAGUMMA, ATOM HEART MOTHER y alguno más. The Wall es, seguramente, mi disco favorito de la banda, y a lo mejor de toda la historia del rock, aunque no lo considero el mejor; el mejor me parece que es Dark side of the moon; a este disco también le dediqué en su día un breve post en este blog: http://dentrodelarbol.blogspot.com/2009/11/ive-always-been-mad-i-know-ive-been-mad.html

Gracias por comentar.

Ahab

Hey, gracias por comentar!!! "mother do you think she's dangerous... to me". ;)

Dudo

Hey, yo tambien lo descubrí en el formato audiovisual. El VHS siempre estuvo en mi casa y de pequeño aquella portada me llamaba poderosamente la atención. Lo vi prorpimera vez bastante pequeño, no recuerdo la edad que tendría, creo que mi primer contacto con el rock fue esa película. No estaba subtitulado, no entendía lo que decían en ningún momento, sin embargo me gustaba verla, aquellas imagenes: los dibujos, la quema del colegio, niños con caras de madera, todos iguales y que al final acabarian siendo carne picada... todo eso me impactaba. La música, la verdad es que no la disfrutaba como empecé a hacerlo años despues, pero también me gustaba. De hecho, a los 10 años, en el colegio nos pidieron hacer en música un playback en grupo. Yo decidí que debiamos hacerlo de una canción de Pink Floyd, y el grupo de compañeros que me tocó no se resistió demasiado (tampoco querian hacerlo de Estopa porque la mayoría de la clase lo hizo de eso). Al final (no recuerdo que canción fue) hicimos playback de una canción de 7 min y toda la clase, hasta la maestra, se aburrió jajaja. Pero le pusimos énfasis con una guitarra de juguete y reglas a modo de segunda guitarra y bajo y una "air drums". Al menos la emoción que le poníamos le hizo gracia a la profesora.
Yo creo que The Wall puede ser también mi favorito, aunque Wish You Where Here también lo he considerado durante mucho tiempo mi favorito. Es muy dificil dar una afirmación en estas cosas jeje.
"Mama's gonna put all of her fears into you" esa también es una de las que más me gustan. Además cuando me dio por traducir las letras de las canciones, Pink Floyd, cada vez me gustaba más.

Saludos dudosos!

Ahab

Hola dudo, saludos de nuevo. Simpática la anécdota. A mí me pasó algo parecido, ya en segundo de E.S.O, con la canción "Fox on the run" de The Sweet. En la asignatura de inglés, había que cantar una canción en clase, traducirla al español, y por aquel entonces, mis amgos y yo estábamos enganchados al álbum "desolation boulevard" de esa banda, le propuse la canción a la profesora y aceptó. Las clases A, B y C de 2º de ESO del Jorge Guillen de ese año seguro que se acuerdan de esa canción. Fue muy divertido.

Es cierto que es difícil afirmar prioridad entre discos tan buenos y especiales.

Gracias por comentar Dudo, sígue haciéndolo. Un saludo