21/5/10

R.I.P Yvonne


Junto a Messiaen

Un amigo me hacía llegar hoy la noticia de la muerte de Yvonne Loriod, fue el pasado día 17. La pianista es un icono de la música del siglo XX.

A su marido,
Olivier Messiaen (uno de los compositores de música culta más grandes que han existido, de quien os recomiendo el Cuarteto para el fin de los tiempos, obra sobrecogedora donde las haya), le fascinaba el canto de los pájaros; decía que los pájaros eran los verdaderos músicos y se consideraba a sí mismo igual ornitólogo que compositor. Transcribía el canto de los pájaros en sus viajes por el mundo y trabajó trasladando esas pulsiones naturales del canto de los pájaros a parte de la música que compuso.

Messiaen y los pájaros


Messiaen y los pájaros II


Su música es revolucionaria en los colores, atravesando el tiempo y abriendo nuevas percepciones, su trabajo es brillante.

Yvonne fue su intérprete durante muchos años, tocando el piano notablemente, aunque su figura es más reconocida por ser "la mujer de" Messiaen entre los profanos.

Gracias Yvonne por tus interpretaciones y tu incansable reivindicación de la música culta del siglo pasado.

Descansa en paz.

Le moqueur Polyglotte (Part 1)


Le moqueur Polyglotte (Part 2)

7 comentarios:

PeterPan

Messiaen me suena, pero yvonne loriod no lo había oido en im vida. No sabia quien era. Pues toca bastante bien. Aunque creo que todavía no estoy preparado para este tipo de musica.

saludos

Dudo

A nivel artístico, bien, bastante curioso y original. Un tipo singular que quiso imitar los pájaros, como siempre se ha querido, solo que esta vez en lugar de volando, "musicando". Pero opino igual que PeterPan, no estoy preparado para esta música... y quizá nunca lo esté. Prefiero escuchar los pájaros a la sombra de un arbol tumbado sobre la hierba. Pero bien, a pesar de esta opinión, no me ha dejado indiferente la verdad.

Ahab

PeterPan:

Nunca se está preparado para nada hasta que se prueba y se empieza a comprender.

Salud

Dudo:

Lamento contradecirte; pero Messiaen no fue "un tipo singular que quiso imitar a los pájaros", sino uno de los compositores de música clasica mas grandes que que han habido. Lo de los pájaros es sumamente interesante y nos llevaría a horas de filosofía metafísica. Pero en su trayectoria no es más que una parte.

Puede que no estés preparado para la música clásica contemporánea. Pero Messiaen es uno de los grandes compositores de la historia de la música. Es uno de los grandes grandes, como ejemplo, digo que Messiaen es para la clásica contemporánea, lo que Mozart o Beethoven al romanticismo. Lo que Debussy o Ravel al impresionismo.

Compuso obras que suponen una brecha en la historia de la música culta, clasica, docta, como se quiera llamar. No es un "musiquillo" popular ni un "friki" que hace new age jeje.

Entre sus obras, el Cuarteto para el fin de los tiempos es simplemente para enmudecer, brutal. Y la Turangalîla-Symphonie....

Es un artista grande, es como hablar de Picasso en la pintura, o de Van Gogh, o de Dalí.

Posiblemente sea el inventor del Serialismo.
Se hubiera merecido una entrada bastante larga en el blog, pero lo mencioné por Yvonne. Quizá otro día.

Saludos, y espero que algún día sí estes preparado para esta música, porque te perderías demasiada belleza y otras formas de expresión y de entender el mundo mucho más avanzadas y productivas para la mente que las que puede ofrecer el rock o cualquier otro género popular.

Un abrazo

Dudo

No lo conocía, aun queda mucho camino por andar. Pero tampoco pretendía hacer un comentario agresivo, o satírico mejor dicho, aunque lo parece visto así (la verdad es que es un comentario bastante ignorante ahora que me desvelas mejor quien es, me has meado en la cabeza jajaja). No sé, lo único que he podido escuchar ha sido lo que aquí aparece, y como he dicho antes es bastante curioso e interesante pero no me llega, al menos estas obras, me chocan demasiado. Quizá con más detenimiento y ahondando mejor en su trayectoria descubra otras que se acerquen un poco más a mí, pueda verlo mejor y puedan entrar.
Un abrazo

Ahab

Aqui me tienes para pasarte lo que quieras. Especialmente las que he mencionado son obras maestras, El cuarteto para el fin de los tiempos y la Turangalîla Symphonie. Como anécdota, el nombre de Leela en Futurama está extraído del título de esa obra, Leela en Futurama se llama "Turanga Leela".

Salud

Conejo blanco

Yo tampoco suelo escuchar este tipo de música, pero la pieza que has compartido con nosotros/as me han gustado principalmente por la energía que me transmite la interprete.
Al escucharla me ha dado la sensación de estar inmersa en "algo" (que no sé como describir) siniestro, oscuro, incluso caótico...

Ahab

Encantado de compartir con vosotros y vosotras.
Conejo blanco, te has entregado a la escucha con "paciencia", te has "tirado al abismo", o como diría un amigo, "la has escuchado con el corazón abierto"; cuando escuchamos la música grande liberados de prejuicios apreciamos los matices, has sentido algo siniestro, oscuro, o caótico en esa primera y atenta escucha; como la música a diferencia de todas las demás artes, sólo existe en el tiempo, mientras se ejecuta, o se reproduce, sin soporte físico para mostrarse, sólo podemos hacer conjeturas mentales, traer a nuestro entendimiento las virtudes que nos acarician el alma; en este caso esa es tu conclusión a priori de lo que te han reportado las piezas de Messiaen interpretadas por Yvonne. Celebro tu disposición de la escucha, es en realidad, el único modo verdadero de escuchar música; cuando la escuchamos "con el corazón abierto", así, al sumergirnos en piezas "grandes", de Messiaen, o de Chopin, o de Bach o de los otros muchos grandes, experimentamos sensaciones mucho más elevadas que en otros generos, o mucho más densas que a la vez nos estimulan el intelecto y crecemos por dentro, y, me atrevería a decir, nos hacen mejores; a la vista, cuando escuchamos una pieza de tal magnitud, los estilos populares. por regla general nos parecen meras caricaturas, garabatos no exentos de misterio pero, al fin y al cabo, garabatos y en muchos casos títeres comerciales. Con excepción de las cosas buenas que las hay claro.

Gracias por emplear tu tiempo en venir por aquí

saludos