24/5/10

Sonrisas de complicidad



En algunas entradas de este blog he citado mis "sonrisas de complicidad"; escuchando o viendo a un artista interpretar, (Barbara, Nick Drake, aunque con él la sonrisa es cómplice desde la melancolía: la felicidad de sentir tristeza; Adrian Belew y otros muchos que no aparecen en el blog, al menos todavía), escuchando un disco o leyendo me suele ocurrir también, (J.L. Borges o F. Pessoa). En este último sentido, en el aspecto de las letras, de todo lo que he leído en mi vida hasta hoy (que no es mucho, pero tengo la certeza de haber leído obras grandes, porque me han enseñado mucho), el autor que más sonrisas de complicidad me ha producido ha sido Arthur Schopenhauer [blank a Wikipedia] (quien curiosamente nació el mismo día que yo, claro que de otro año y otro siglo), a quien he citado en muchas ocasiones, por ejemplo en las entradas tituladas "Breve ensayo sobre la música", en las que transcribí parte del apartado de El mundo como voluntad y representación en el que habla de la metafísica en la música.

Desde que unos amigos me descubrieran su obra (uno de los regalos más inestimables que me han hecho nunca) y me adentrara por primera vez, tras los ojos expectantes, ávidos de conocimiento y hallazgos, en las páginas de algunas de sus obras, siempre he encontrado a un aliado intelectual que va por delante de mi comprensión; considero a Schopenhauer un escritor virtuoso y un pensador sublime. Quizá por encima de todos los demás. Claro que hay muchas ideas o conceptos con los que discrepo, naturalmente. Como persona, su profunda defensa de la conmiseración y su búsqueda de la pureza y la verdad me producen una admiración implacable. He leído sus textos con fervor. Este blog, y mi persona, no serían lo mismo si no hubiera conocido a este filósofo y pensador alemán. Es un autor imprescindible para cualquier mente inquieta, un autor que avanzaba con la verdad por delante siempre, que se ocupó, cuando tuvo que hacerlo, de advertirnos, de aconsejarnos con su sabiduría, de enseñarnos a desenmascarar impostores y muchas otras virtudes inquebrantables, porque la verdad lo es.

Hoy he querido rendirle un pequeño homenaje, porque Schopenhauer es una de esas pocas personas que me han encontrado y me ha dado algo tan valioso que no se puede corresponder. Fuera de los libros se aprende, sí, y mucho; pero no hay que olvidar que los que escriben libros saben muy bien esto.

Seguramente volveré a citar algo suyo en otras entradas, como hice antaño. Hoy sólo he elegido algunos aforismos y extractos de sus obras que me gustaría compartir con vosotros, los que os metéis dentro del árbol de vez en cuando a ver qué hay. Los comparto junto a la esperanza de que os enseñen algo; si no habéis leído ninguna obra suya, os sugiero no tardéis en hacerlo.

De paso, agradeceros a todos los que visitáis esta cavidad troncosa de vez en cuando y comentáis en las entradas. No pensé que permanecería tanto tiempo actualizando este blog. Hace siete meses, parece que ya le han crecido algunas hojas.

Saludos a todos.




  • "La conmiseración con los animales está íntimamente unida con la bondad de carácter; de tal manera que se puede afirmar, de seguro, que quien es cruel con los animales no puede ser buena persona".
  • "La amabilidad es como una almohadilla, que aunque no tenga nada por dentro, por lo menos amortigua los embates de la vida".
  • "Los hombres vulgares han inventado la vida de sociedad porque les es más fácil soportar a los demás que soportarse a sí mismos".
  • "Debo confesarlo sinceramente. La vista de cualquier animal me regocija al junto y me ensancha el corazón, sobre todo la de los perros, y luego la de todos los animales en libertad, aves, insectos, etc. Por el contrario, la vista de los hombres excita casi siempre en mi una aversión muy señalada, por que con cortas excepciones, me ofrecen el espectáculo de las deformidades más horrorosas y variadas: fealdad física, expresión moral de bajas pasiones y de ambición despreciable, síntomas de locura y perversidades de todas clases y tamaños; en fin, una corrupción sórdida, fruto y resultado de hábitos degradantes. Por eso me aparto de ellos y huyo a refugiarme en la naturaleza, feliz al encontrar allí a los brutos".
  • "Hay solamente un error congénito y es la noción de que existimos para ser felices".
  • "Nuestro mundo civilizado no es más que una mascarada donde se encuentran caballeros, curas, soldados, doctores, abogados, sacerdotes, filósofos... pero no son lo que representan, sino sólo la mascara, bajo la cual, por regla general, se esconden especuladores de dinero".

  • "Querer es esencialmente sufrir, y como vivir es querer, toda vida es por esencia dolor. Cuanto más elevado es el ser, más sufre... La vida del hombre no es más que una lucha por la existencia, con la certidumbre de resultar vencido. La vida es una cacería incesante, donde los seres, unas veces cazadores y otras cazados, se disputan las piltrafas de una horrible presa. Es una historia natural del dolor, que se resume así: querer sin motivo, sufrir siempre, luchar de continuo, y después morir... Y así sucesivamente por los siglos de los siglos hasta que nuestro planeta se haga trizas".

  • "Sería bueno comprar libros, si se pudiera comprar a la vez el tiempo para leerlos; pero casi siempre se confunde la compra de los libros con la apropiación de su contenido".
  • "Sólo se puede ser totalmente uno mismo mientras se está solo: quien, por tanto, no ama la soledad, tampoco ama la libertad; pues únicamente si se está solo se es libre".
  • “Los amigos se dicen sinceros, los enemigos lo son”
  • “El hecho de que la gente sea incapaz de reír sola es una prueba segura de que su fantasía es muy débil”
  • “La lejanía, que al ojo le empequeñece los objetos, al pensamiento se los agranda”
  • “El suicidio es también un experimento, una pregunta que se le hace a la Naturaleza”
  • “Todo amor genuino es compasión, y todo amor que no sea compasión es egoísmo”
  • “La especie más barata de orgullo es el nacional. Pues denota que el afectado anda falto de cualidades individuales”
  • “En un grupo grande, orientado a fines prácticos, siempre habrá dos granujas, que se reconocerán en el acto, como si portasen una insignia, y se unirán muy pronto, para perpetrar abusos o traiciones”
  • “Quien quiera sacar el balance de su vida no hará las cuentas basándose en las alegrías que ha disfrutado, sino en los males de los que ha escapado”
  • “Desde el punto de vista del pasado da igual haber vivido una cosa o haberla soñado”
  • “¡Cuántas cosas hay que no necesito!”
  • “Los “amigos de la casa” lo son casi siempre con razón, ya que son más amigos de la casa que del dueño, es decir, son más parecidos a los gatos que a los perros”
  • “Todos los seres humanos quieren vivir, pero ninguno sabe por qué”
  • "El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales"
  • "El instinto social de los hombres no se basa en el amor a la sociedad, sino en el miedo a la sociedad"
  • "No hay dinero mejor empleado que el que nos han estafado, porque por él hemos adquirido experiencia"
  • "Todo lo que ocurre, desde lo más grande a lo más chico, ocurre necesariamente"
  • "La arquitectura es música congelada"

12 comentarios:

Violeta

Pero qué grande fue este hombre. Aunque su misoginia es imperdonable.

PeterPan

Grande Schopenhauer, también es de mis favoritos. No hace mucho lei "Aforismos sobre el arte de saber vivir", me gustó mucho. Como bien dices, se aprende mucho leyendolo.

Por cierto, gracias a tí.

Siempre se encuentra uno algo interesante en este blog.

Saludos ahab

Anónimo

Hola Ahab, yo también comparto admiración por Schopenhauer; si me permites, agrego un aforismo más de su cosecha, viniendo a cuento con este blog.

"En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad."

un saludo


P. Galvez

Violeta

Digo lo de la misoginia por cosas como esta

"Con las mujeres jóvenes la naturaleza ha previsto lo que, en un sentido dramático, se llama un efecto teatral, al dotarlas durante unos pocos años de abundante belleza, gracia y plenitud, en detrimento del resto de su vida, para que, durante aquellos años, se puedan apoderar de la fantasía de un hombre en tal medida que éste se vea arrebatado para asumir honestamente su cuidado, en alguna forma, para toda la vida; para el logro del cual, la mera reflexión racional no parecía de ninguna garantía segura y suficiente. Por esta razón, la naturaleza ha equipado a la mujer con las armas y herramientas que necesita para asegurar su existencia y durante el tiempo que las necesita […] Al igual que la hormiga reina, después del apareamiento, pierde las alas, en lo sucesivo superfluas e incluso peligrosas para la puesta; así la mujer pierde la belleza” (Parerga y Paralipómena, p. 1074)."

Schopenhauer cConsidera a las mujeres no sólo seres inferiores a los hombres socialmente, sino "naturalmente", es un gran punto negro encontra en este gran pensador que se equivocaba en esto con rotundidad.

La mujer “es un miope intelectual”, “si es cierto que los griegos no dejaban que las mujeres entrasen en los teatros, hicieron bien, al menos en sus teatros se podrá haber escuchado algo. Pero de las mujeres no se puede esperar otra cosa, si se piensa que las mentes más eminentes de entre ellas nunca han podido alcanzar un único logro realmente grande, auténtico y original en las bellas artes, y nunca han puesto en el mundo una obra de valor duradero” (Parerga y Paralipómena, p. 1079-1080).

Afirmaciones irrespetables de mano de, precisamente este filósofo, no se explican.

Un saludo a todos

Ahab

PeterPan:

Gracias a tí y a todos los que visitáis el blog. Si no lo visitarais y dejarais comentarios no lo actualizaría.

P. Galvez:

Así es, de acuerdo con él. Y deleitado con su forma de decirlo, brillante como siempre.

Gracias a los dos por pasar

Ahab

Hola a todos.

Violeta:

Así es, Schopenhauer tenía una visión de la mujer con la que yo personalmente discrepo igual que tú. Pero hay hay que tener en cuenta la época y el sitio. De todas formas, no sé si es misonogia lo suyo, sus observaciones se hacen sólo a través de la filosofía; estaba totalmente equivocado, qué duda cabe. También hay que tener en cuenta la psicología de Schpoenhauer, quien no suvo descendencia y quien tenía una visión de "juntarse y tener hijos" bastante achacada a la especie (en lo cual estoy parcialmente de acuerdo con él), no sé si se le deben perdonar sus afirmaciones; evidentemente en el mundo de hoy no tienen la mayor correspondencia. Se oponía a la monogamia tanto en los hombres como en las mujeres. Pero, repito, es otra época, otro mundo bastante diferente al de hoy. Basta con mirar, sólo en España, como se ha entendido la mujer en la sociedad; con ver algún que otro Sketch humoristico de Martes y 13, de los años 80, AÑOS OCHENTA, no yendo demasiado lejos, hay uno por ahí en el que el "humor" consiste en que uno de ellos se disfraza de mujer, con cardenales en la cara creo, diciendo: "Mi marido me pega"; eso hacía gracia, era humor aceptado por la sociedad española hace tan poco tiempo. Imagínate como eran estas cosas en la época en la que vivió Schopenhauer; época en la que el hombre consideraba a la mujer algo bello temporalmente y poco más. También herramienta de su evolución.

Por suerte, estos roles están acabándose en nuestra sociedad occidental actual, aunque aún queda mucho por hacer.

En la entrada dije que "claro que en muchas cosas no estoy de acuerdo con él", una de ellas es esa forma de entender la mujer. No la apruebo lo más mínimo.

Pero en prácticamente el resto de su filosofía Schopenhauer es brillante.

Recodemos que no fue precisamente exitoso con las mujeres. Esto me lleva a pensar a veces en una misoginia fruto del "no-exito" con las mujeres y el sufrimiento que estas le hayan podido producir. Lo que tampoco justifica imparcialmente muchas de sus afirmaciones.

En el libro "El amor, las mujeres y la muerte" hay muchas cosas interesantes; eso sí, obviando el apartado en el que habla de la mujer, mejor ni leerlo.

Al margen de esto no creo Schopenhauer fuera feminista ni machista.


Bienvenida al blog y gracias por comentar.

Conejo blanco

Añado otro "pensamiento" de este autor: "Toda buena acción totalmente pura, toda ayuda total y verdaderamente desinteresada
que, como tal, tiene su motivo exclusivamente en la necesidad del otro, es verdaderamente, si la investigamos hasta su razón última, una acción misteriosa,
una mística práctica, en la medida en que nace del mismo conocimiento que constituye la esencia de toda mística verdadera y no es explicable con verdad de ninguna
otra forma... Por eso... he llamado a la compasión «el gran misterio de la ética»."

Saludos!

Ahab

Formidable! Gracias por el aporte Conejo Blanco.

Dudo

Buen aporte el post y los comentarios. Siempre quise leer algo de Schopenhauer, me refiero a un libro o algo denso. En la red si que he leido algunas cosas y a raiz de esto y recomendaciones me ha llamado la atención, pero no he tenido la ocasión. A ver si consigo algo interesante. Aunque no he profundizado en él, me parece bueno y además con la capacidad de provocarme "sonrisas de complicidad". Nunca me topé con nada misógeno, la verdad que no te lo esperas. Pero sí, será la época. La última frase que pones me recuerda a la de Frank Zappa: "Hablar sobre música es como bailar sobre arquitectura". Perece que este hombre podría haberse impregnado de Schopenhauer.
Un saludo, y si comentamos es porque son cosas interesantes o sonreímos cómplices jejeje.

Ahab

Gracias Dudo. Sigue dudando :)

Anónimo

anoche lei este pasaje sobre lo que es la vida, que me saco mas de uan sonrisa de complicidad, de este filosofo:
"Pasemos ahora a considerar la especie humana. Aquí el asunto se vuelve mas complicado y adquiere cierto viso de seriedad, pero el carácter fundamental no cambia. tampoco aquí se presenta la vida de ningún modo como un regalo placentero, sino como una tarea, un pensum que hay que cumplir; por consiguiente, vemos aquí, tanto en lo grande como en lo pequeño, miseria general, fatiga incesante, tumulto perpetuo, lucha sin fin, actividad forzada, unidos a los trabajos mas extremos de todas las fuerzas corporales y espirituales. Millones de personas, unidas en pueblos, se afanan por el bien común, y cada una aspira también a su propio bien, pero esto se logra a costa de miles de victimas. A veces la locura sin sentido, a veces la sutileza de la política incitan a los hombres a la guerra; entonces el sudor y la sangre de las grandes masas tienen que correr para realizar los caprichos de unos pocos o para expiar sus errores. En la paz se despliegan la industria y el comercio, las invenciones producen milagros, se atraviesan los mares, se reúnen manjares de todos los confines del mundo, pero las olas devoran a miles de hombres. Todos se agitan, unos reflexionan y otros actúan, el tumulto es indescriptible. Pero, ¿Cuál es el fin ultimo de todo esto? Que individuos efímeros y atormentados obtengan un corto lapso de tiempo, en el mas feliz de los casos, con una miseria soportable y una ausencia relativa de dolor, que enseguida se transforman en aburrimiento, y luego la multiplicación de la especie y todo lo que la rodea. En este manifiesto desequilibrio entre el esfuerzo y la recompensa, la voluntad de vivir, tomada objetivamente, se nos revela como una tontería, y, tomada subjetivamente, como una locura que ataca a todo lo viviente y lo lleva a consumir sus fuerzas y a aspirar a algo que no tiene ningún valor. Pero, si lo consideramos más atentamente, veremos que también aquí se trata de un afán ciego, de un impulso totalmente infundado, inmotivado."

ciertamente es una vision muy acertada de la vida, a pesar de todo

Ahab

Ese texto, escrito hace siglos, describe con acierto la dirección actual y futura del mundo.

Cuando Schopenhauer habla de la vida es fácil con-moverse. Quizá más por cómo lo dice. Porque Schopenhauer "dice"; sus textos están escritos con tal exquisitez estilística, que rondan muchas veces la poesía.

Sus visiones o puntos de vista de la vida son filosóficos, pero con una carga emocional asombrosa; una emoción "objetivamente subjetiva": Pienso por ejemplo en "el genio de la especie", cómo a través de los impulsos de la voluntad, explica el apareamiento, incluso (aunque para muchos es frío), explica el amor; pienso también en "metafísica en la música". Sus lecturas son siempre deliciosas y provechosas.

saludos