12/11/10

Optimistic



"And I am not frightened of dying, any time will do I don't mind. Why should I be frightened of dying, there's no reason for it you've got to go some time"
Gerry Driscoll

Miríadas de estrellas, constelaciones, inabarcables espacios vacíos (¿vacíos?); polvo, gases, la línea segadora del Tiempo: lo que somos; lo que es todo. Dentro de apenas un segundo cósmico (lo que dura una vida humana), yo no estaré aquí. Habré desaparecido de la faz de la tierra como ente y como persona social; todas y todos los que no y sí me han conocido en vida (incluso ciertos yos) no habrán sabido quién he sido: nadie sabrá de la existencia de la mayoría de nosotros dentro de escasos 100 años. Esta verdad eterna nos quiebra en perplejidad con sólo imaginarla. Tiempo y velocidad. Todo parece estar sometido a esto. Escalas de tiempo, dimensiones. Bajo nuestra comprensión, el tiempo es relativo e imparable.

Algún día todos dejaremos de ser tal y como somos. La incertidumbre de la muerte, culpable de casi todo lo que significa el ser humano y sus actos, nos asola con rotundidad. Pensamos en hacer todo lo que queremos hacer porque pronto nos iremos. La nostalgia-vértigo de imaginar la no-existencia. Es desagradable pensarlo a propósito, pero es abismal pensarlo sin querer, cuando además de pensarlo lo sentimos y vivimos el tope de la comprensión, chocamos contra ese cristal que no se puede atravesar. Cuando con la mente somos un insecto cuyas alas rezuman intuición.

La vida se nos va

No es tan larga como dicen y dijeron algunos escritores. Es fugaz. Ars longa vita brevis. Es apenas un pequeño soplo en la historia del universo. Prácticamente nada. Y puede ser también apenas nada objetivamente. La vida en la Tierra y nuestra vida, pueden carecer de valor universal, ¿cómo afirmar que la vida en general y la humana en particular tienen más valor que un planeta?, ¿qué sabemos nosotros de lo que es, y la función que podría tener un planeta?, ¿incluso un simple asteroide o cualquier cosa material e inerte en la que podamos pensar?. Me he emocionado en calles de cemento viejo, en cancelas de hierro mohosas, habitadas por insectos, y he sido cómplice de las telas de araña en sus esquinas; me he emocionado en la solemne soledad de una calle vacía, una calle sin belleza, grisácea. He encontrado un extraño amparo en esquinas abandonadas, donde los humanos nunca dignan su mirada, porque allí no hay qué ver, no hay lo que se quiere ver. Pero allí también está todo, sólo hay que mirar, mirar desde dentro. Un paisaje gris, con motas de polvo, un paisaje de paredes grises, acolchadas de humedad, con agujeros que tejen los insectos. Vida.

Lo que nos falta es tiempo. Tiempo en la vida para conocer, para respondernos cosas; para atisbar siquiera algo de verdad en todo esto. Tiempo para pensar. Tiempo para que algo, al menos una cosa, tenga sentido. Condenados a los laberintos mentales, a intentar buscar explicaciones en nuestro breve avatar y no poder dar siquiera una o dos por zanjadas completamente. Necesitamos tiempo para analizar.


Thom Yorke - Analyse
(live)


Una profecía cumplida
de infinitas posibilidades
en interminables montones de papeles por la pantalla
en algebra, en algebra

en verjas que no puedes escalar
en versos que no riman
en todo lo que puedas cambiar
aquello que buscas

Te deprime
te deprime
No hay destello
no hay luz en la oscuridad

Te deprime
te deprime

has viajado lejos
¿qué has encontrado?
que no hay tiempo
no hay tiempo
para analizar
para repasar las cosas
para razonar

A la luz de las velas en la ciudad
nunca luciste tan hermosa
por los cortes de luz y apagones
durmiendo como bebés

te deprime
te deprime

tan solo estás haciendo un papel
tan solo estás haciendo tu papel
estás haciendo un papel
haciendo un papel
pero no hay tiempo
no hay tiempo
para analizar
analizar


Algunos podemos dejar una obra, mejor o peor; una obra que diga más o menos, esto o aquello. Dejar testimonio en el mundo de los vivos para permanecer en la memoria. Pensar que quizá, mientras nos lean, nos escuchen o nos vean, de algún modo, sigamos estando aquí todavía.

¿Estaríamos o no estaríamos aquí?

Cuando vemos el vídeo del artista fallecido que nos conmueve
¿qué hay de él en lo que vemos?, ¿sólo su personificación?

Lo que sí hay es una instantánea eventual de su alma, cuando estaba en su cuerpo. Y su alma fue, es, y será desconocida. Porque lo que experimentamos a través de su arte no es tangible en el raciocinio, en nuestra ingenua percepción del mundo. Salvo algunos atisbos ocasionales.

Cuando en el futuro, algún pariente lejano, o algún hijo de nuestros amigos hable de nosotros, nos lleve a su memoria, la que nunca nos conoció

¿estaremos o no estaremos aquí?


Nick Cave and the bad seeds - Lay me low

Van a tumbarme
(Túmbame)
me van a tumbar en la nieve
van a echar sus cabezas hacia atrás y graznar
cuando me vaya

Van a saltar y gritar
van a agitar sus brazos en alto
todas las historias saldrán a la luz
cuando me vaya

Todas las estrellas resplandecerán brillantes
y mis amigos abandonarán la lucha
verán mi trabajo bajo una perspectiva diferente
sí, cuando me vaya

Intentarán telefonear a mi madre
pero acabarán comunicándose con mi hermano
quien les contará la historia de una amante desaparecida hace mucho tiempo
que yo apenas conozco

Quítense el sombrero ante el hombre
en la cima del mundo
ven y sube arrastrándote hasta aquí, nena
y te enseñaré cómo funciona

Si quieres ser mi amiga
y quieres arrepentirte
y quieres que todo termine
y quieres saber cuándo
bueno, hazlo ahora, no me importa cómo
haz una última reverencia
toma una postura, toma mi mano
y mándalo todo al diablo

Van a informar al jefe de policía
quién dará un suspiro de alivio
dirá que era un truhán y un malhechor y un ladrón
sí, cuando me vaya

Entrevistarán a mis profesores
quienes dirán que yo era una de las criaturas más lamentables de Dios
imprimirán un folleto informativo de seis páginas
cuando me vaya

Harán sonar un gran gong antiguo
la comitiva funeraria tendrá más de diez millas de largo
el mundo se reunirá para una canción de despedida
cuando me bajen para enterrarme

Harán sonar una trompeta
y el mar se enfurecerá y el cielo se entormentará
todo hombre y bestia guardará luto
cuando me vaya

Quítense el sombrero ante el hombre
en la cima del mundo
ven y sube arrastrándote hasta aquí, nena
y podemos mirar a esta maldita cosa girar

Si quieres ser mi amiga
y quieres arrepentirte
y quieres que todo termine
y quieres saber cuándo
bueno, hazlo ahora, hazlo ahora
haz una última gran reverencia
toma mi mano en su lugar
y mándalo todo al diablo

y túmbame
túmbame túmbame túmbame
túmbame cuando me vaya

6 comentarios:

PeterPan

Gran entrada con excelentes canciones.

Me resulta incontestable tu pregunta.
Estaríamos aquí, en la memoria de alguien, en un pensamiento; o a lo mejor no estaríamos, porque lo que quedaría no es nosotros. Pero también somos nosotros cuando pensamos en nosotros o piensan en nosotros.

Complicado :)

Ahab

Gracias por pasar y comentar PeterPan.

saludos

Anónimo

Desde luego, tenemos que aprovechar el tiempo, dejar de leer y escuchar obras malas, ya que nuestro tiempo aqui es brevisimo y hay mucho por hacer. Ánimo

P. Galvez

Ahab

Sí, aunque a veces el alma pide un entretenimiento banal, y por qué no darselo. Todo cabe. Pero ciertamente, con moderación. Más que nada porque no hay tiempo en la vida para conocer todas las cosas buenas, que son pocas. La cantidad de cosas malas es abismal.

gracias

un saludo

tula

Estaremos, estaremos sin dudarlo.
De ahí el peligro de recordar a los muertos, según que muertos..claro.
un abrazo.

Ahab

gracias tula
Sí. De algún modo estaremos aquí.

otro abrazo