15/2/11

Propósito onírico



Sueño que alguien, en mitad de una lectura, siente el impulso inexpugnable de salir apresuradamente de casa; camina urgente, acelera su respiración, siento yo sus pulmones, sus músculos cansándose; llega a una parte de campo, donde hay hierbas y ramas, y al fin, se detiene: sólo para tocar una piedra. Después, respira aliviado.

Expulsar a los demonios

Sanarse.

Entre-ver y entre-sentir aquello, razonar el propósito -tal vez el más hondo de los instintos de la naturaleza humana- me produjo un asombro lento que todavía me dura.

Observar la encarnada desesperación animal por saberse lo que se es.
El animal que somos dentro, desesperado, abriéndose paso, extendiéndose por los nervios, conduciéndose al origen.

8 comentarios:

PeterPan

Interesante el sueño y tu razonamiento sobre él.

Saludos!

Anónimo

Todos volvemos al origen antes o después. En una sociedad actual tan deshumanizada entiendo que sienten tan bien de vez en cuando esos paseos de pic-nic, o el senderismo, o salir al campo de vez en cuando. Necesitamos el contacto con el entorno natural. Como tan bellamente dices, para "sanarnos".

Gracias por la invitación a la reflexión entre tantas maquinas y tanta ignorancia de uno mismo que tenemos por todas partes.

P. Galvez

Anónimo

Si que resulta revelador. Lo que me ha gustado más han sido las últimas palabras... "conduciéndose al origen".
Un saludo.

Ahab

PeterPan:

gracias. También admite otras interpretaciones si se quiere.

Saludos también para tí

Ahab

P. Galvez:

de vez en cuando necesitamos ver la naturaleza; no la que ha puesto el hombre como decorado, dentro de las ciudades, en parques etc. Sino la que permanece ahí. Esa es una de las razones, quizá en cierto modo inconsciente, de que agrade la vida en los pueblos. En los pueblos nunca nos hemos marchado del todo. Permanecemos rodeados de naturaleza. Por arriba y por abajo.

Sanarse sí -reencontrarse- volver al principio. "Quedar en ascua". Alrededor hay donde sanarse. Esas imágenes de mi sueño no se quedan en un registro superficial, en que se podría interpretar que yo deseo ir al campo. Como digo, se presta a muchas interpretaciones. No sé tampoco si era yo quien salía de casa en ese sueño, pero sí sé que sentía todo lo que "se sentía". Bueno, como sabes, los sueños son libertad. Se peude ser ir no ser allí, estar o no, ver o no. Los sentidos se entrelazan, se hacen porosos.

Gracias por venir y comentar

Ahab

Anónimo:

"conduciéndose al origen" sí. Esa es mi propia interpretación, que como ves, he literaturizado de algún modo.

Ojalá pudiera exprear con mayor atino, ojalá hubiera otra comunicación posible para decirnos, para decir con más claridad lo que viví en ese sueño. Alguna forma más acertada. Más cercana a lo que somos cuando experimentamos lo que después escribimos.

Me alegro que te haya gustado

Un saludo!

Nim

Buenas noches,

Buscando un concierto de Joanna Newsom llegué hasta aquí, aunque google me engañó, debo decir que encontré un interesante blog.

Sobre el post, en mi experiencia, siento que los sueños pueden orientar bastante nuestras vidas, decirnos verdades que no nos atrevemos a decir ni entender, también pienso que tu sueño en particular, representa (para mi, humildemente hablando) un sentimiento de la humanidad en general, en el que no pensamos ni queremos pensar, ¿por qué se nos hace tan agradable a veces mirar un poco pasto? ¿por qué una casa con vista al mar sigue siendo tan codiciada por tantos?, sabemos, en el fondo, que queremos escapar de la urbanización y volver a ser quienes fuimos alguna vez.

Saludos.

Ahab

Hola Nim, benvenida al árbol.

Los sueños son la única pista de lo que somos por dentro. Claro que descifrarlos no es fácil, sobre todo porque tendemos a darles significados propios de nuestra conciencia y los sueños no responden a eso (o no siempre). Todo sueño es una revelación a cuidar como una rara flor. Cultivar la infinidad de posibilidades de cada imagen. Ahí dentro, nuestra manía natural de "ordenar" y dar sentido a todo desaparece. Nos encontramos con algo que, a pesar de los innumerables intentos del hombre pensante a lo largo de la historia por definirlo y entenderlo, sigue ahí, sucediendo atrás, más acá de nuestro entendimiento racional. Se activan otros sentidos, cuando despertamos, sólo nos quedan los sentidos conscientes, sensaciones intensas parecidas a los sabores, que se mantienen por un tiempo. Es curioso observar que el recuerdo de la sensación, por ejemplo, se mantiene por delante del recuerdo de imágenes u olores, color, formas o sonidos que podemos experimentar en el universo onírico.

Es probable que este sueño signifique eso que mencionas, eso es lo que yo he entendido también e intento entre-explicar en el texto.

gracias por comentar