9/3/11

Standing in the shadows at the end of my bed



Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche.

Poema de los dones
J.L Borges


sombra. (De sombrar).

2. f. Proyección oscura que un cuerpo lanza en el espacio en dirección opuesta a aquella por donde viene la luz.

¿Qué es la sombra? ¿Es la (mera) ausencia de luz que proyectan los cuerpos opacos? ¿o a caso posee otros atributos ocultos, que no podemos precisar, para los que no estamos hechos, tal y como poseen casi todas las cosas que podemos atisbar de este mundo?

Cuanto menos, la sombra produce curiosidad, un desdoblamiento de nuestra silueta que nos sigue a todas partes mientras haya luz. La sombra es negra. Como si un pequeño trozo de universo se posara a nuestro lado proyectando otra entidad bajo nuestros pies. La sombra se define en su negrura. Hay algo de cósmico en ella. La que nos aterrorizó en las fiebres de la infancia. La que reveló a los amigos cuando jugábamos al escondite. La que perdió Peter Pan. La que Jung metaforizó para definir el inconsciente personal, lo que somos cuando no lo sabemos. La sombra que estudian los pintores -la sombra de los sueños- en los cuadros. Las sombras que rastreó Borges con su mirada universal.

El futuro es la sombra de los sucesos.

Nosotros, los que vemos, los que nos valemos de la mirada y toda su torpeza, sin la luz apenas nos vivimos. Los ciegos son distintos. Ellos habitan otro mundo, más cercano, creo, al verdadero mundo. Ya que el de los videntes es un mundo de apariencias. Un circo de los objetos. Un carnaval que nos ha embrujado. Una carcajada en espiral. Un espectáculo ordenado de luz, colores y sombras. Vivimos dentro de una pintura. Un cuadro formado por representaciones y voluntades que tan bien comprendió y desarrolló Schopenhauer.


Todos los objetos están vivos
y viven para su sombra
no sólo los que nos gustan
o se quedan.

Todos los objetos están vivos
nos aman
nos temen.

Todos los objetos guardan una memoria
vibran para mostrarse una vez más y parecerse
para que nos resulten iguales que antes
para procurarnos un tacto
para proyectarnos una luz

Todos los objetos están vivos
y velan por nuestra incredulidad
sostienen nuestra ceguera.
Con la infinitud de sus sombras
alimentan nuestro estar en el mundo



















10 comentarios:

Violeta

Hola. ¡Muy linda la entrada! incita a pensar las cosas un poco mas mientras se sienten. Y la canción de las mejores de radiohead.

rats and children follow me out of town

Anónimo

Siempre me gustaron las sombras (refiriéndome, con sentido de curiosidad).

Interesante y significativa entrada; sigue escribiendo, sobre todo, poemas como este.

Me quedo con la imagen 2, 5 y 9.

Un saludo.

PeterPan

Misteriosa entrada Ahab, donde veo numerosas ranuras entre líneas que inducen a refelexionar.

Me gustan las imágenes, esa vaca en plena calle de la India, es genial.

Una vez perdí mi sombra. La dejé pegada en la ventana. Pero luego me la cosieron otra vez.

saludos!

Aphisme

Lo mejor de venir a este arbolito es encontrarme con este tipo de entradas tan originales y poetico/filosoficas que combinan tantas cosas. No basta con una lectura ni con una sola mirada.

gracias

Anónimo

Ví que publicaste esta entrada pero no puede leerla. Ahora sí.
Como casi siempre, me ha gustado mucho. Me gusta esto que haces, concederle a las cosas más cercanas y obviadas por todos, otros valores, otras posibilidades de entendimiento y búsqueda. Me gusta lo que deja caer el "poema", y las imágenes me han gustado bastante, creo que son ampliamente ilustrativas. Particularmente: 2,8,9,10, 15 y 17. Y la canción no está mal tampoco.

Un placer pasar por aquí, una vez más

P. Galvez

Ahab

Gracias Violeta.
Sin pensar, sin cuestionarse nada, sin la "extrañeza", seríamos zombies. Es por eso que estamos vivos.

Ahab

Anónimo:

Últimamentre escribo más de lo habitual. No sé si durará mucho la racha.

gracias

Ahab

PeterPan:

Sí, yo también lo veo así. Es mejor leer el texto (y qué texto no) entre líneas, a pesar de la claridad.

Sí, perdiste tu sombra, Peter Pan, y la recuperaste :)

Ahab

Aphisme:

Muchas gracias por leer así y pensar así. Me alegro mucho de que este rincón sifnifique tanto para ti.

re-leeremos y volveremos a mirar, siempre

Ahab

P. Galvez:

Creo que esa concesión debe aplicarse a casi todo. Como dije antes, no creo que sea bueno ignorar nuestra "extrañeza", creo que todos la tenemos, viene con nosotros al nacer; pero la vamos matando. Recuperarla nos hará más humano (animal), y más niño, otra vez.

gracias